martes, 29 de diciembre de 2009

Mis días en el pueblo

Todos los años, cuando me voy al pueblo en Navidad, me preocupa qué hacer tantos días "semiincomunicada". Este año entre mis propósitos estaba ver unas cuantas pelis, leer algún libro, limpiar a fondo la casa, hojear en los documentos antiguos que hay en mi casa, escribir alguna entrada para el blog...

¿Y qué hice de todo esto? Pelis: no vi ninguna, me llevé el ordenador y en vez de ver pelis lo único que hice fue jugar a Mahjong Titans (muy malllllll). Libros: empecé a leer "La fortaleza digital" de Dan Brown (me está resultando un poco coñazo). Limpiar la casa: por encima, no a fondo. Documentos antiguos: ni abrí los cajones. Entradas para el blog: algunas ideas tenía pero como dije, Mahjong Titans ocupa mi tiempo cuando en el ordenador.

Mis días transcurren casi siempre con mi papi (de vez en cuando viene alguno de mis hermanos), haciendo la comida (mucho caldito de nabizas que voy a recoger a la huerta), trayendo leña para la chimenea y viendo bastante tele.

Mañana vuelvo al pueblo pero espero venir a la civilización para desearos Feliz 2010. A ver si dejo los jueguecitos y cumplo con alguno de mis propósitos.


martes, 22 de diciembre de 2009

Un décimo nos une

Me gusta comprar lotería de Navidad. Me encantan los décimos por la parte de atrás, donde pone la administración y el lugar de compra. Es por eso que a partir del verano compro en aquellos pueblos o ciudades en los que estoy de vacaciones o de paso. Digamos que en lugar de postales o fotos yo compro décimos de lotería que me recuerden los lugares donde estuve.

Mi madrileño compartía esta afición conmigo y el año anterior teníamos varios décimos a medias. Así que en agosto, en Ávila, compramos un décimos a medias. En verano y hasta que lo dejamos estuvimos en otros lugares, pero no volví a mencionar el tema lotería porque sabía que si compraba el décimo iba a ser a medias y como en mi mente ya rondaba la idea de dejar la relación, no quería tener algo que me atara a él.

Ayer le mandé un sms para recordarle que teníamos ese décimo a medias puesto que yo era la que lo guardaba y no sabía si se acordaría siquiera. No recibí respuesta. Hoy, cuando llegué del pueblo, al conectarme al messenger tenía una conversación suya, querría hablarme pero yo no estaba conectada.

Este es el décimo en cuestión:
Un décimo premiado además. 120 euros. ¿Cómo haremos ahora para repartir el premio? No sé qué me sugerirá. A mí me gustaría pasando un fin de semana juntos. A ver si me atrevo a proponérselo.

P.D. Me voy otra vez para el pueblo. Mañana voy al dentista y nos volvemos. No sé cuando puedo volver a actualizar así que os deseo a todos una FELIZ NAVIDAD.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Me voy pal pueblo

video

Pues si, mañana me voy al pueblo. A mi pueblito. Estamos de matanza y eso me pone nerviosa, porque yo soy la responsable de que todo vaya bien, soy la que ordeno y mando: esto para chorizos, esto para salchichones, de aquí sacamos unas costilletas, este lacón para salar, ... Demasiada responsabilidad.

Hasta hace relativamente poco matábamos los cerdos en casa, ahora los llevamos a matar al matadero (de hecho hoy están allí, mañana nos los llevamos, son dos). El sábado viene el matachín a partir el cerdo, lo despieza totalmente, picamos la carne para hacer chorizos y salchichones, metemos otra en el congelador (bistés, solomillos, costilletas,...), otra para salar (jamón, lacón, tocino, cabeza,...).

Y... también soy responsable de la comida, la cocinera, vamos. Os voy a contar lo que me pasó con la comida y con el matachín el año pasado. Es algo que me pone especialmente nerviosa sólo de pensar que se pueda repetir.

Estábamos comiendo tranquilamente, unas judías para ser exactos, el matachín enfrente de mí y de repente veo que tiene algo que le brilla y le sale de la boca. Me fijo y era ¡¡¡un pelo rubio mío largo!!! Y se lo iba a comer!! Y no sabía qué hacer!! ¿Se lo digo? ¿No se lo digo? ¡Ya lo tiene en la boca! ¡Qué horror! Se da cuenta. Se lo quita (con lo largo que era). ¡Qué mal rato! Espero que este año no pase lo mismo.

P.D. No sé cuando podré actualizar así que os deseo FELIZ NAVIDAD.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Recomendadme alguna peli

Estas vacaciones de Navidad, como todos los años, me voy a mi pueblito (prometo hacer una entrada hablándoos de él). Y claro, allí no tengo internet. Para combatir los ratos muertos ya hice acopio de unos cuantos libros y me dio en el último momento por bajarme alguna peli.

Me gustaría que me recomendáseis alguna y que, a ser posible, me digáis brevemente de qué trata. Mejor que no sean de acción o miedo.

Empecé bajándome "El show de Truman", peli que hace mucho que quiero ver, y "Deprisa, deprisa" de hace un montón de años pero que su título siempre me llamó la atención.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Qué frío!!

Creo que la mayor tortura que me podrían aplicar es pasar frío de forma continuada. Se está convirtiendo en una obsesión abrigarme y pasar el menor frío posible. No sé cual es la razón de que me haya vuelto tan friolera. Se me ocurren dos posibilidades, por un lado que sea cosa de la edad y la genética (mi madre era muy friolera, yo no entendía cómo podía tener tanto frío) y por otro lado por evitar una amigdalitis ya que enseguida me duele la garganta si me resfrío (la psoriasis puede estar estrechamente relacionada con una amigdalitis y no quiero tener un brote tan fuerte como el que tuve).

Ese fue mi dilema al salir este sábado, ¿qué me pongo? por la calle voy a tener frío y no quiero asarme de calor en los pubs. Salí abrigada, más de lo que era normal en mí hace unos años, camisita mona (con camiseta interior), chaquetita fina y abrigo, nada de mangas cortas o tirantes. La noche estuvo fresca, cero grados, y yo, bien abrigadita, estuve en la gloria. Seguro que el Dyc-cola ayudó. Tres copitas y ¡qué alegría en el cuerpo! Una buena noche, sí señor. ¡Y qué resaca el domingo!

¿Qué tal lleváis vosotros el frío?

viernes, 11 de diciembre de 2009

Fiesta!!

Mañana me voy de fiesta!!! Yupi!!! Guay!!!

Desde que lo dejé con mi madrileño (y hace hoy exactamente dos meses) no salí de fiesta con mi grupito de amigos. Y ya tengo ganas! Además me encuentro con energías renovadas. Entre el gimnasio y la dieta adelgacé 3 kg y lo noto en la ropa, me siento mucho más ligera y mejor conmigo misma.

Nos iremos de cenita, unas copitas y un poco de bailoteo. ¿Os gusta el plan? Os invito.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Otra vez será

Ya no! No voy a ver a mi madrileño este puente y no porque se lo haya dicho sino porque vino mi tía la de Almería y estoy incómoda con dolores varios.

Ahora entiendo todo, unos días antes de que me venga estoy cariñosona y me acordé de los mimos que me daba mi madrileño (y de unos condones que tengo, no vaya a ser que caduquen, todo sea dicho de paso). Tengo ovarios poliquísticos, por eso mi regla viene cuando le da la gana y no asocié mi estado "sentimentaloide" con su venida.

Hoy sólo pienso en estar acurrucadita y descansando, ¡cómo para pensar en viajes! Otra vez será.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Quiero verlo

Llevo unos días pensando en que me gustaría ver a mi madrileño. Este puente sería una fecha ideal. El lunes lo operaron de cataratas del segundo ojo. Lo llamé y estuvimos hablando un rato grande, contándome de su operación y preguntándonos de nuestras vidas. Estaba encantador y eso hizo que echara de menos sus abrazos, sus cariñitos.

Mi cabeza no para de dar vueltas a las diferentes posibilidades. ¿Cómo se lo digo? ¿Qué quiero decirle? Aquí, en confianza, os puedo decir que lo que quiero es pasar una noche más con él, pero claro, es muy fuerte decírselo así. Porque, a todo esto, lo que a mí me gustaría es que fuese como antes, abracitos, dormir juntos,... Teniendo muy claro que nada va a cambiar, es un hecho puntual porque nos apetece a los dos. ¿Y si se lo digo y no quiere?, ¿y si se lo digo y sí quiere?, ¿y si no se lo digo?

Si no se lo digo: es la parte más fácil. Me quedo con las ganas. Quizás sea lo mejor. ¿Para qué? Si quiero verlo es porque sólo pienso que actuaría como antes.

Si se lo digo y no quiere: me va a doler pero lo entiendo, sería revivir sentimientos que estamos intentando olvidar.

Si se lo digo y sí quiere: si quiero verlo es porque pienso sobre todo en que actuaría conmigo como antes. Pero, ¿y si nos vemos y está seco y cortante y ni siquiera quiere estar una noche conmigo? Me voy a llevar un chasco de narices.

Así, en este mar de dudas y de preguntas, me hallo. ¿Qué pasará? En principio, quiero decírselo el domingo para quedar el lunes, quizás demasiado apresurado. Y sino cualquier fin de semana.

jueves, 3 de diciembre de 2009

De vuelta


Ya estoy de vuelta de Burgos. En realidad llegué el martes a la noche. Traía muchas cosas en mente para poner en el blog pero ya veis, lo único que se me ocurre es esta foto de la estación de tren de Burgos, inaugurada hace poco.

Me lo pasé bien, en plan tranquilito, unos vinos, unos pinchitos, un cine, mucha charla... Y mucho frío!!!