sábado, 15 de marzo de 2008

Hoy también nos vemos

En primer lugar disculpas por no haber actualizado antes el blog. Por un lado ando bastante liada con las clases (es lo que tiene ser profe novata) y por otro lado soy un poco perezosa y dejo todo para el último momento con lo que siempre digo que ya lo actualizaré mañana. Pero de hoy no pasa.

Y... después de esta introdución... mi historia con el madrileño. Como pongo en el título, hoy nos vemos. Me apetece, después de dos semanas a base de teléfono y mensajitos poder tocarlo y abrazarlo. No sé si alguien puede leer entre líneas que no hay demasiada emoción en mis palabras. Así es. Ayer se autodespidió de su trabajo, así que está agobiadillo. Quedamos para comer y después echarnos una siesta juntitos. Un plan interesante pero mi pregunta a estas horas (y podéis pensar lo que queráis) es si habrá sexo o no. Después del desastre del otro día y viendo que hoy está agobiado me da a mí que no. Para que después digan que los hombres siempre tienen ganas! Y que las mujeres no!

A la vuelta os cuento.

P. D. Gracias a Sara y a Marketa por sus comentarios.

2 comentarios:

Sara dijo...

buenas noches! tengo la impresion que cuando planeas los encuentros sexuales demasiado pones muchas espectativas en ellos y eso hace que no resulten todo lo bien que uno desea, con ello quiero decir que veo poca naturalidad, que en el sexo y el amor (que no tienen por que ir juntos)improvisar es lo que mejor funciona...ya se que vives una relacion con encuentros muy puntuales pero del mismo modo creo que calculas todo mucho, voy a darte algo que odio recibir ..un consejo..dejate llevar, no lo calcules todo, permitete un punto de locura.Se que no es facil yo en mis primeros encuentros sexuales tenia muchas inhibiciones y tabues que he ido dejando atras y conforme lo he hecho me va todo muchiiiisimo mejor y me lo paso genial.Aqui te espero para que nos cuentes que tal..y gracias por el guiño

laquesigueaqui dijo...

Buenas noches Sara!
Gracias por tu consejo, me gusta saber el punto de vista de otra gente. Desde "fuera" se ven las cosas desde otra perspectiva.

En cuanto a los encuentros sexuales como tú dices, no es que los tenga planeados, me parece que son un elemento más de una relación.