martes, 29 de diciembre de 2009

Mis días en el pueblo

Todos los años, cuando me voy al pueblo en Navidad, me preocupa qué hacer tantos días "semiincomunicada". Este año entre mis propósitos estaba ver unas cuantas pelis, leer algún libro, limpiar a fondo la casa, hojear en los documentos antiguos que hay en mi casa, escribir alguna entrada para el blog...

¿Y qué hice de todo esto? Pelis: no vi ninguna, me llevé el ordenador y en vez de ver pelis lo único que hice fue jugar a Mahjong Titans (muy malllllll). Libros: empecé a leer "La fortaleza digital" de Dan Brown (me está resultando un poco coñazo). Limpiar la casa: por encima, no a fondo. Documentos antiguos: ni abrí los cajones. Entradas para el blog: algunas ideas tenía pero como dije, Mahjong Titans ocupa mi tiempo cuando en el ordenador.

Mis días transcurren casi siempre con mi papi (de vez en cuando viene alguno de mis hermanos), haciendo la comida (mucho caldito de nabizas que voy a recoger a la huerta), trayendo leña para la chimenea y viendo bastante tele.

Mañana vuelvo al pueblo pero espero venir a la civilización para desearos Feliz 2010. A ver si dejo los jueguecitos y cumplo con alguno de mis propósitos.


martes, 22 de diciembre de 2009

Un décimo nos une

Me gusta comprar lotería de Navidad. Me encantan los décimos por la parte de atrás, donde pone la administración y el lugar de compra. Es por eso que a partir del verano compro en aquellos pueblos o ciudades en los que estoy de vacaciones o de paso. Digamos que en lugar de postales o fotos yo compro décimos de lotería que me recuerden los lugares donde estuve.

Mi madrileño compartía esta afición conmigo y el año anterior teníamos varios décimos a medias. Así que en agosto, en Ávila, compramos un décimos a medias. En verano y hasta que lo dejamos estuvimos en otros lugares, pero no volví a mencionar el tema lotería porque sabía que si compraba el décimo iba a ser a medias y como en mi mente ya rondaba la idea de dejar la relación, no quería tener algo que me atara a él.

Ayer le mandé un sms para recordarle que teníamos ese décimo a medias puesto que yo era la que lo guardaba y no sabía si se acordaría siquiera. No recibí respuesta. Hoy, cuando llegué del pueblo, al conectarme al messenger tenía una conversación suya, querría hablarme pero yo no estaba conectada.

Este es el décimo en cuestión:
Un décimo premiado además. 120 euros. ¿Cómo haremos ahora para repartir el premio? No sé qué me sugerirá. A mí me gustaría pasando un fin de semana juntos. A ver si me atrevo a proponérselo.

P.D. Me voy otra vez para el pueblo. Mañana voy al dentista y nos volvemos. No sé cuando puedo volver a actualizar así que os deseo a todos una FELIZ NAVIDAD.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Me voy pal pueblo

video

Pues si, mañana me voy al pueblo. A mi pueblito. Estamos de matanza y eso me pone nerviosa, porque yo soy la responsable de que todo vaya bien, soy la que ordeno y mando: esto para chorizos, esto para salchichones, de aquí sacamos unas costilletas, este lacón para salar, ... Demasiada responsabilidad.

Hasta hace relativamente poco matábamos los cerdos en casa, ahora los llevamos a matar al matadero (de hecho hoy están allí, mañana nos los llevamos, son dos). El sábado viene el matachín a partir el cerdo, lo despieza totalmente, picamos la carne para hacer chorizos y salchichones, metemos otra en el congelador (bistés, solomillos, costilletas,...), otra para salar (jamón, lacón, tocino, cabeza,...).

Y... también soy responsable de la comida, la cocinera, vamos. Os voy a contar lo que me pasó con la comida y con el matachín el año pasado. Es algo que me pone especialmente nerviosa sólo de pensar que se pueda repetir.

Estábamos comiendo tranquilamente, unas judías para ser exactos, el matachín enfrente de mí y de repente veo que tiene algo que le brilla y le sale de la boca. Me fijo y era ¡¡¡un pelo rubio mío largo!!! Y se lo iba a comer!! Y no sabía qué hacer!! ¿Se lo digo? ¿No se lo digo? ¡Ya lo tiene en la boca! ¡Qué horror! Se da cuenta. Se lo quita (con lo largo que era). ¡Qué mal rato! Espero que este año no pase lo mismo.

P.D. No sé cuando podré actualizar así que os deseo FELIZ NAVIDAD.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Recomendadme alguna peli

Estas vacaciones de Navidad, como todos los años, me voy a mi pueblito (prometo hacer una entrada hablándoos de él). Y claro, allí no tengo internet. Para combatir los ratos muertos ya hice acopio de unos cuantos libros y me dio en el último momento por bajarme alguna peli.

Me gustaría que me recomendáseis alguna y que, a ser posible, me digáis brevemente de qué trata. Mejor que no sean de acción o miedo.

Empecé bajándome "El show de Truman", peli que hace mucho que quiero ver, y "Deprisa, deprisa" de hace un montón de años pero que su título siempre me llamó la atención.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Qué frío!!

Creo que la mayor tortura que me podrían aplicar es pasar frío de forma continuada. Se está convirtiendo en una obsesión abrigarme y pasar el menor frío posible. No sé cual es la razón de que me haya vuelto tan friolera. Se me ocurren dos posibilidades, por un lado que sea cosa de la edad y la genética (mi madre era muy friolera, yo no entendía cómo podía tener tanto frío) y por otro lado por evitar una amigdalitis ya que enseguida me duele la garganta si me resfrío (la psoriasis puede estar estrechamente relacionada con una amigdalitis y no quiero tener un brote tan fuerte como el que tuve).

Ese fue mi dilema al salir este sábado, ¿qué me pongo? por la calle voy a tener frío y no quiero asarme de calor en los pubs. Salí abrigada, más de lo que era normal en mí hace unos años, camisita mona (con camiseta interior), chaquetita fina y abrigo, nada de mangas cortas o tirantes. La noche estuvo fresca, cero grados, y yo, bien abrigadita, estuve en la gloria. Seguro que el Dyc-cola ayudó. Tres copitas y ¡qué alegría en el cuerpo! Una buena noche, sí señor. ¡Y qué resaca el domingo!

¿Qué tal lleváis vosotros el frío?

viernes, 11 de diciembre de 2009

Fiesta!!

Mañana me voy de fiesta!!! Yupi!!! Guay!!!

Desde que lo dejé con mi madrileño (y hace hoy exactamente dos meses) no salí de fiesta con mi grupito de amigos. Y ya tengo ganas! Además me encuentro con energías renovadas. Entre el gimnasio y la dieta adelgacé 3 kg y lo noto en la ropa, me siento mucho más ligera y mejor conmigo misma.

Nos iremos de cenita, unas copitas y un poco de bailoteo. ¿Os gusta el plan? Os invito.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Otra vez será

Ya no! No voy a ver a mi madrileño este puente y no porque se lo haya dicho sino porque vino mi tía la de Almería y estoy incómoda con dolores varios.

Ahora entiendo todo, unos días antes de que me venga estoy cariñosona y me acordé de los mimos que me daba mi madrileño (y de unos condones que tengo, no vaya a ser que caduquen, todo sea dicho de paso). Tengo ovarios poliquísticos, por eso mi regla viene cuando le da la gana y no asocié mi estado "sentimentaloide" con su venida.

Hoy sólo pienso en estar acurrucadita y descansando, ¡cómo para pensar en viajes! Otra vez será.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Quiero verlo

Llevo unos días pensando en que me gustaría ver a mi madrileño. Este puente sería una fecha ideal. El lunes lo operaron de cataratas del segundo ojo. Lo llamé y estuvimos hablando un rato grande, contándome de su operación y preguntándonos de nuestras vidas. Estaba encantador y eso hizo que echara de menos sus abrazos, sus cariñitos.

Mi cabeza no para de dar vueltas a las diferentes posibilidades. ¿Cómo se lo digo? ¿Qué quiero decirle? Aquí, en confianza, os puedo decir que lo que quiero es pasar una noche más con él, pero claro, es muy fuerte decírselo así. Porque, a todo esto, lo que a mí me gustaría es que fuese como antes, abracitos, dormir juntos,... Teniendo muy claro que nada va a cambiar, es un hecho puntual porque nos apetece a los dos. ¿Y si se lo digo y no quiere?, ¿y si se lo digo y sí quiere?, ¿y si no se lo digo?

Si no se lo digo: es la parte más fácil. Me quedo con las ganas. Quizás sea lo mejor. ¿Para qué? Si quiero verlo es porque sólo pienso que actuaría como antes.

Si se lo digo y no quiere: me va a doler pero lo entiendo, sería revivir sentimientos que estamos intentando olvidar.

Si se lo digo y sí quiere: si quiero verlo es porque pienso sobre todo en que actuaría conmigo como antes. Pero, ¿y si nos vemos y está seco y cortante y ni siquiera quiere estar una noche conmigo? Me voy a llevar un chasco de narices.

Así, en este mar de dudas y de preguntas, me hallo. ¿Qué pasará? En principio, quiero decírselo el domingo para quedar el lunes, quizás demasiado apresurado. Y sino cualquier fin de semana.

jueves, 3 de diciembre de 2009

De vuelta


Ya estoy de vuelta de Burgos. En realidad llegué el martes a la noche. Traía muchas cosas en mente para poner en el blog pero ya veis, lo único que se me ocurre es esta foto de la estación de tren de Burgos, inaugurada hace poco.

Me lo pasé bien, en plan tranquilito, unos vinos, unos pinchitos, un cine, mucha charla... Y mucho frío!!!

jueves, 26 de noviembre de 2009

A Burgos me voy

Mañana me voy a Burgos a ver a una amiga. Tengo ganas de verla. No está pasando por un buen momento. Su novio pasa bastante de ella, de siempre lo vi y ella está empezando a darse cuenta ahora. A ver si consigo animarla un poco. Yo siempre vi claro que no tiene futuro con él, pero, ¿cómo decírselo cuando ella estaba contenta así? y ahora... ¿le digo claramente lo que pienso? Sé que le va a doler.

Hoy tengo un día raro. Me siento mal por muchas cosas. Entre ellas porque me di cuenta que suelo decir sólo la parte negativa de la gente. Y me duele. Tengo que rectificar. Creo que lo bueno es darse cuenta de ello para cambiar.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Mis hermanos

Además de mi hermana, tengo dos hermanos chicos. F, de 34 años (dos años menor que yo) y C, de 26 (diez años menor).

F tiene una capacidad de trabajo envidiable además de ser muy inteligente. Resultado: fue el número 1 de su promoción y ahora es profesor en la Universidad. Tiene novia desde hace 7 años. Este año se fueron a vivir juntos. Sabía que en septiembre les daban su piso y que se iban a vivir juntos pero llegó septiembre y seguía en casa. Yo no le preguntaba esperando a que él dijera algo. El día 15, lo recuerdo exactamente, llegó a casa sobre las 10 de la noche, le pregunté si había cenado y me dice que no, que viene a por las zapatillas y el pijama que se va a dormir con su novia. ¡Qué llorera! Se iba de casa y yo, cual madre postiza, sentía que lo perdía.

C siempre fue mi preferido. Cuando nació yo tenía diez años. Me encantaba cuidarlo, fue mi muñequito real. Le cambié pañales, lo dormí en su cunita cantando nanas, le di biberones,... Lo mimé. Cuando mi madre murió tenía 16 años y me propuse que su vida tenía que seguir lo más normal posible (para él y para todos).

Tengo con él una relación especial. Es muy cariñoso. Me hacía cosquillas cuando estaba haciendo la comida o fregando y ahora casi no tengo. Me venía a dar besitos o me ponía la cara para que se los diera. Hablo en pasado porque ahora ya no es tan cariñoso, tiene novia desde hace cuatro años y ahora creo que es ella la de los besos.

Trabaja en otra provincia durante la semana y los fines de semana empezó a poner escusas o me decía claramente que lo disculpase delante de mi padre porque se iba a dormir con la novia. Desde enero ya sólo viene a casa a comer. Porque sí, mis hermanos son muy guays, viven con sus novias pero el fin de semana vienen a casa a comer y sin ellas. Somos así de raros, no llevamos los novi@s a casa. Quizás por respeto a mi padre o porque mi padre es muy serio.

martes, 24 de noviembre de 2009

Mi hermana

Hoy le toca el turno a mi hermana. La marquesa. Así es como la llama mi padre y esta palabra ya dice mucho de su actitud en casa, porque mi padre no hará nada pero ojos tiene.

Trabaja a turnos: una semana de mañana, una de tarde y otra de noche. Si trabaja de mañana, sale a las 3 con lo que cuando llega y estoy yo ya tiene la comida hecha. Si trabaja de noche duerme toda la mañana, se levanta a las 3 y ya tiene la comida hecha. Si trabaja de tarde entra a las 3 pero mira tú por donde que siempre tiene algo que hacer, que si se apuntó a un máster, que si tiene que ir a clase a la facultad (está estudiando su tercera carrera y ya no sé si estudia porque le gusta o porque así se libra de hacer las cosas de casa) .¿Y quién hace la compra? ¿Y la comida? Servidora.

La comida tiene su hora y bueno, vale, vamos a perdonarle, la marquesa está menos libre que yo, pero.... la lavadora y la secadora no tienen hora fija, ¡bien!, puede poner lavadoras y secadoras, recoger la ropa, doblarla,... pero... es que no se da cuenta! ¿Y quién me lo dice a mí? ¿Por qué me doy cuenta yo sola?

Lo mismo pasaba con la plancha y con la limpieza hasta que un día me harté y propuse contratar una persona para que lo hiciera pagándole entre los de casa. Estuvimos todos de acuerdo y yo la que más.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Mi padre

Llevo unos días pensando que para entender este blog, para entender mejor mi vida, es mejor que cuente cómo es mi familia, que, por otro lado, es la que protagoniza ahora la mayoría de mis pensamientos. Y voy a empezar por mi padre.

Mi papi tiene casi 70 años. Hace una vida completamente normal, a pesar de sus achaques, es diabético insulinodependiente, tiene un marcapasos,... Pero está bien, muy bien.

Es un hombre a la antigua, no sabe cocinar ni lo intenta. Eso sí, se prepara su desayuno y lo recoge, todo un logro. Siempre tuvo una mujer a su lado que se lo hiciera todo, pasó de depender de su madre a depender de su mujer y ahora de su hija, de mí, porque mi hermana... da para otro post. Es dependiente hasta el punto que tengo que estar pendiente de su ropa que sino está con el mismo pantalón y el mismo jersey sabe dios cuánto tiempo. ¡Y menos mal que de camisa se cambia sólo!

Por su diabetes, necesita una comida adecuada y, sobre todo, quiere tener siempre un plato de sopa, caldo, lentejas,... (algo de cuchara) para comer y para cenar. ¿Y quién es la cocinera en casa? Servidora.

Su gran pasión es viajar. Es socio de varias asociaciones y se va de viaje con todas ellas. No perdona además sus dos viajes al año con el Imserso. Y si alguno de sus hermanos le dice de ir a tal o cual sitio, va. Precisamente acaba de llegar de un viaje de 10 días a un balneario. Y descansé de hace caldos.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Vida sana

Este mes empecé a ir al gimnasio. Mi amiga Pau es la culpable. Llevaba desde septiembre intentando convencerme de que me apuntara pero yo me negaba. Después de ir a un curso, en octubre, donde nos hablaron entre otras cosas de ansiedad y nos recomendaron el ejercicio físico como una forma de combatirla empecé a pensar: "¿por qué te niegas?, prueba." Y probé. Y bien, estoy contenta.

Además de la ansiedad, me sobran (muchos, como 15) kilos así que mataba dos pájaros de un tiro. Pero no. Después de tres semanas puedo decir que una hora y media diaria de gimnasio no adelgaza. Me siento mucho mejor y noto el cuerpo diferente pero ni un kilo menos. ¿Por qué? Porque mucho gimnasio pero también mucho chocolate, pan, turrón, heladitos mini,... Todo muy dietético.

Hoy dije basta. Empiezo dieta. Una dieta sana. Comer de todo pero de todo poco. Vida sana.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Psoriasis guttata espalda

Arriba una foto de mi espalda el 16 de junio, en plena ebullición, abajo el 14 de julio.

Psoriasis guttata cuello

Mucha gente llega a mi blog buscando psoriasis guttata. En su día hablé de ello aquí. Este post lo escribo para animar a todos aquellos que pasen por lo mismo. En mi caso no quise echarme corticoides en pomada por todos los comentarios que vi en diferentes foros.

Todos mis allegados aún están hoy asombrados de lo bien que lo llevé. Lo peor para mí fue que empezaba el verano y estaba llena de marcas. Puedo deciros que hasta septiembre no me puse escotes ni tirantes ni faldas o pantalones cortos.

Hoy estoy bien, se me notan algunas marcas pero sé que con el tiempo irán pasando. Mi mayor temor es que me vuelva a aparecer. Toquemos madera.


Así estaba el 2 de junio, recién enterada de que tenía psoriasis guttata.
Esta foto es del 26 de junio, las manchas están más grandes. Por esos días tuve una cena en mi cole y, ¿qué te pones cuando tienes así el cuello? Un pañuelito.
Esta foto es del 17 de agosto, cada vez se me notan menos las marcas, creo que la playa fue una buena ayuda.

Hoy, mis marcas no se notan al hacer una foto. Sí se me notan si me ducho en agua muy caliente o con el frío.

martes, 17 de noviembre de 2009

Otro día

Hoy fue otro día. Muchas gracias por vuestros ánimos. Después de escribir el post de ayer y de haber llorado hablando con mi madrileño, ya en cama, pensando, reflexionando, me vino a la mente algo que se decía (más o menos) en una peli que vi hace poco: "500 días juntos" (un tostón, por otro lado), "no pienses en las cosas buenas que pasaron, piensa en cómo fueron realmente". Y... las cosas no iban como a mí me gustaría.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Hoy

Hoy no fue un buen día para mí. Me levanté como de mal humor, cosa rara en mí. Por la mañana tenía que ir a varios organismos a arreglarle unos asuntos a mi hermano. Cosa de papeleos. Pide esto allí, mándalo por fax a este número, hazle unas fotocopias y entrégalo en este otro lado. Sencillo. Pero me costó ponerme en marcha. Me cuesta hacer estas pequeñas cosas cuando no me encuentro bien anímicamente. Me parece como que no voy a ser capaz. Y hoy era un día de esos.

También es verdad que hoy tuve en mi cabeza todo el día a una persona: mi madrileño. Se operaba de cataratas. Desde hace un mes sólo hablamos de vez en cuando por el messenger. Ayer no entró y no sabía a qué hora lo operaban, le mandé un sms deseándole suerte y dándole ánimos. Hoy no sabía si llamarlo, si mandarle un sms.

Después de mucho pensarlo lo acabo de llamar, salió todo bien. Y yo volví a llorar. Hacía un mes que no oía su voz. Me gustó oírlo, contándome la operación, tan atento y amable como siempre. No pude evitar emocionarme, nada más oír sus primeras palabras. Supongo que es normal. Le sigo teniendo mucho cariño.

Ahora me pregunto que por qué lloro. Por los buenos momentos que pasamos juntos. Porque fue el primer hombre que me quiso y al que quise. Por toda la confianza que tuvimos. Por todo el cariño que me daba. Por lo pendiente que estaba de mí. Porque lo echo de menos. Sí, lo echo de menos, más en plan amigo que como pareja.

Mañana será otro día.

sábado, 14 de noviembre de 2009

De curso

Ayer tarde y hoy por la mañana estuve en un curso puntuable para oposiciones. Era sobre nuevas tecnologías. Interesante a ratos. El ponente, un profe de música, estaba puesto en el tema. A primera vista, lo que más me llamó la atención, fue su vestimenta. Ayer venía con su pajarita, chaleco a juego y traje. Hoy con corbata, chaleco a juego y traje. Cuando dijo que era profe de música me recordó a un director de orquesta.

Usaba un latiguillo cada dos o tres frases: "En consecuencia", además de decir unas cuantas lindeces para hacerse el gracioso, léase: "Con este micrófono me siento como en una tómbola, me falta la muñeca chochona", "después haremos un descanso de 5 minutos para que sean 10, no más, que os dé tiempo a fumar el cigarrito, hacer pis o caca", "¿cómo distinguir un cable macho de un cable hembra? Las hembras tienen agujeritos y los machos tienen pinchitos."

El curso iba dirigido tanto a profes (o aspirantes) de secundaria como de primaria. La mayoría, si estábamos allí, era porque puntuaba para las oposiciones que sino... Y eso se notaba en el desinterés de la gente que se convertía por momentos en mala educación: suenan teléfonos móviles (¿para qué está el modo silencio?), la gente se levanta y se va en medio de la charla y una cosa que no soporto, que es conversaciones en grupitos, que generan un murmullo que a mí me haría desconcentrarme totalmente si soy el director de orquesta. ¿Y si así nos portamos los profes, qué les vamos a exigir a los alumnos?

Al final de la charla, organizada por un sindicato, nos hablaron de las opos. Aún quedan dos convocatorias con este mismo tipo de examen (sin parte práctica) y parece que en Galicia en secundaria es probable que no haya en muchas especialidades, incluída Matemáticas. Pero... son rumores por ahora!

viernes, 13 de noviembre de 2009

Y sino, aliada

Como dije en mi entrada de ayer, mi madre era profe y también fue mi profe. Hasta 5º de EGB era maestra en una escuela unitaria, que para quien no lo sepa, era una escuela donde estábamos todos los niños en una misma clase (desde parvulitos hasta 8º) y con una misma maestra que nos daba todas las asignaturas.

La escuela se cerró y mi madre y todos los niños nos fuimos a un grupo escolar donde ya estábamos repartidos por cursos y teníamos más de un profe.

Lo de que tu madre sea tu profe era un poco rollo, no sabía cómo tratarla (hace 25 años tratábamos a los profes de usted), no sabía cómo llamarla (profe, mamá, doña M, porque sí, los niños llamábamos a los profes don y doña).

Así que cuando nos fuimos para el nuevo cole estaba contenta, iba a tener otra profe, doña Isabel. Era una gran profe, sacó de mí muchas cosas buenas, escribía cuentos y poesías con los que gané algún premio, peleó para que dibujase,... Doña Isabel era "aliada", así era como mi madre definía su situación; era monja aunque no estuviese en un convento ni vistiese hábito.

Hoy me la encontré por la calle. Desde hace unos años cada vez que me la encuentro me hace proposiciones para que vaya a sus reuniones, para que forme parte de grupos católicos,... Y eso a pesar de que ya en otra ocasión me preguntó si estaba en mi mente formar una familia o si sentía que Dios me llamaba. Evidentemente le dije que quería formar una familia pero sigue sondeándome cada vez que me ve. O sola o con mi hermana. ¿Qué puede pensar ella? Nunca me vio con mi madrileño, si ella supiera... Menuda aliada sería yo.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Ahí, ay, hay

Siempre escribí sin faltas de ortografía y es algo en lo que me fijo. Ya desde pequeña. Con 11 ó 12 años mi madre, que era profe de Lengua, me dejaba corregir las faltas de ortografía de los exámenes o trabajos. Más tarde, en 1º de BUP, tuve un profe que era muy exigente con la ortografía y con el que no tuve problemas. Hoy, leyendo una frasecita de las que se ponen en el messenger para comentar tu estado, con faltas (y no era mi madrileño), me vino a la mente una frase que decía para distinguir entre ahí, ay y hay: "Ahí hay un hombre que dice ¡ay!"

Veamos:
  • Ahí: adverbio de lugar.
  • ¡Ay!: exclamación.
  • Hay: del verbo haber.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Procrastinación

Este era el aspecto de mi armario hasta esta tarde. ¿Cómo podía alguien (yo) encontrar algo para ponerse? Difícil. Ropa de invierno y verano mezclada, ropa de deporte,...

Llevo como dos meses, o quizás todo el verano diciendo que tengo que arreglar el armario y por fin esta tarde lo ordené.

¿Y cómo si llevo dos meses en paro no lo hice antes? Pues... ya lo haré mañana. Eso tiene un nombre (raro) PROCRASTINACIÓN: acción o hábito de aplazar situaciones que uno debe atender por otras más irrelevantes y agradables.

Si es que ya nos dicen desde pequeños: "No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy", pero oye, soy procrastinadora en casi todos los aspectos de mi vida, si hasta empecé a andar con 18 meses.

Echando un ojo a lo que se dice en Internet sobre la procrastinación ya me está preocupando. "La procrastinación como síndrome que evade responsabilizarse posponiendo tareas a realizar, puede llevar al individuo a refugiarse en actividades ajenas a su cometido. La costumbre de procrastinar, si bien no se ha demostrado cabalmente, puede generar dependencia de diversos elementos externos, tales como navegar en internet, leer libros, salir de compras, comer compulsivamente, o dejarse absorber en exceso por la rutina laboral, entre otras, como pretexto para evadir alguna responsabilidad o decisión." Wikipedia dixit.

Qué peligro! Me veo reflejada en algunas cosas. Pero bueno, no nos asustemos, organizar la agenda, programarse y establecer prioridades son las claves para superar la procrastinación y comenzar a superar nuestras inseguridades.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Conversación post-carta

Ayer, por fin, después de mucho pensármelo, aprovechando que mi madrileño me habló por el messenger le hablé de la carta.
  • Yo: Te escribí una carta, bueno, un mail, ¿quieres que te lo mande?
  • Mi madrileño: Sí, claro. (Después de 10 minutos) Gracias.
  • Yo: No tienes porqué dármelas.
  • Mm: Bueno, ahora no sé si te las tengo que dar o no.
  • Yo: Pues no sé, no sé si algo te parece mal o qué.
  • Mm: Es que no estoy para pensar mucho ahora.
  • Yo: No pasa nada, no tienes que decirme nada si no quieres.
  • Mm: He estado muy agusto y me arrepiento de tantas broncas.
  • Yo: ¿Broncas?
  • Mm: Tampoco era quien para echarte tantas broncas.
  • Yo: Pues no las recuerdo. no te arrepientas, yo no me quedo con esa sensación, no eran broncas, por lo menos yo no lo vi nunca así. Creo que eran consejos, por lo menos yo me lo tomé siempre así.
  • Mm: Bueno, me alegro. Y no me costaba nada ir a verte, en absoluto, y este mes de agosto he estado acostándome a las tres de la mañana y me daba rabia ir a verte y estar que no me tenía en pie.
  • Yo: Lo sé, me lo decías y tampoco te lo eché en cara ni quiero echártelo. Creo que por algún lado tenía que flaquear la cosa.
  • Mm: Pues sí, pero eso te ha ayudado a tomar la decisión, no?
  • Yo: En cierta forma sí.
  • Mm: Pero por qué?
  • Yo: Porque creo q tú eres así, que quieres atender a muchas cosas a la vez y yo sufría por ver q estabas tan cansado.
  • Mm: Pero no tiene que ver una cosa con otra.
  • Yo: Ya, pero tú eres así, no vas a cambiar.
  • Mm: No, no lo creo, si tú hubieras estado aquí, piensas que hubiera hecho lo mismo???
  • Yo: Quiero creer que no.
  • Mm: Aah, vale. No sé, no te puedo decir otra cosa. Me da mucha pena pero es que no puedo hacer otra cosa sinceramente y entonces intento olvidarlo.
  • Yo: Normal. Yo también estoy más tranquila. Y bueno, te escribí la carta no sé pq, un poco pq supieras lo q pensaba.
  • Mm: Me parece bien. Pero al final pasabas de mí. Y el fin de semana ahí no me gustó mucho, parece que querías que fuera para que viera.
  • Yo: Qué??? Pues claro que me apetecía que vinieras. Y no te obligué, creí q a ti tb te apetecía venir. Simplemente q eran las fiestas y a mí claro q me apetecía estar contigo en ellas.
  • Mm: Sí, pero no debería haber ido. Ya da igual.
  • Yo: Pues sí que no entiendo. ¿Pasé de ti estando aquí?
  • Mm: Que no, estabas igual que siempre, no sé, igual un poco más distante, con desgana.
  • Yo: Ese fin de semana precisamente no, estaba encantada. Y no era eso precisamente lo q pensaba, pensaba q me estaba enamorando otra vez, eso era lo q pensé esa noche. El año anterior en las fiestas salí y a las 3 me tuve q ir llorando para casa pq echaba de menos q no estuvieras a mi lado y este año te tenía, estaba encantada. A mí si me chocó q vinieras pensando en dejarlo.
  • Mm: No sabía, pero ya viendo la cosa, me tuve que hacer a la idea.
  • Yo: Bueno, mira, da igual, pero yo no considero q estuviera distante contigo esa noche, ya te digo, estaba encantada. En otros momentos puede ser, pero esa noche no.
  • Mm: Olvídate de esa noche, no sé, sería mi imaginación.
  • Yo: Es que de verdad que no, por eso que no entiendo.
  • Mm: No te preocupes, no pasa nada, de verdad, que a lo mejor son cosas mías.
  • Yo: Pues no sé, no me gusta que te quedes con esa impresión, pero bueno, qué le voy a hacer. Venga, guapo, yo me voy para camita. (Si es que son las 00:50, este hombre sigue como siempre sin descansar, que se vaya para cama por favor, me gustaría seguir hablando de la carta pero es que... no quiero ser yo la que lo entretenga)
  • Mm: Venga, ya hablamos otro día.
Puede que sea un poco larga la conversación pero la guardé porque me apetece saber exactamente lo que me dijo.

viernes, 30 de octubre de 2009

La carta

Esta es la carta que le quiero mandar a mi madrileño. No pude evitar llorar cuando la escribía. Supongo que es normal.

Esperaré a mandársela. Ahora viene el fin de semana e igual no es oportuno. ¿Qué os parece, fieles lectores?


¿Qué tal? ¿Cómo te va todo?
Supongo que te sorprenderá recibir noticias mías por mail pero me apetece hacerlo. Ya cuando estuviste aquí te dije que me costaba decirte todo lo que pienso y que prefería decírtelo por escrito. Ahora, con el tiempo, tengo también todo más claro y puede que sea el momento. Escribo esto sin ningún rencor hacia ti.

La distancia es dura y muy culpable de nuestra ruptura. Estoy muy apegada a mi tierra y a mi familia como tú sabes y aunque mi deseo era estar contigo no podía ni quería dejar de lado todo esto. Como creo que te dije nunca dudes de todo lo que te quise, mucho, ni de que no pensara estar más tiempo contigo, me encantaba la idea de tenerte a mi lado todos los días. Pero, ¿cómo?, yo necesito estar por mi casa si no todos los fines de semana sí cada dos. Y en vacaciones por supuesto. Madrid no está cerca. Son 500 km. Nunca fui tan consciente de que era un obstáculo la distancia hasta que me planteé irme.

El verano fue muy duro para mí. Sabía que en septiembre se acababa mi contrato, ¿y después?, ¿qué rumbo tomar?, ¿dónde buscar otro trabajo?

Poco a poco fui notando que algo me separaba de ti. Sufría por ti. Te imaginaba a mediodía, con el calor que hace ahí, corriendo de un lado para otro, todo el día trabajando. Y llegaba la noche, hablábamos, tú cansado. Normal. Y te acostabas tarde, con lo cual tu cansancio se iba acumulando. Y yo sufría porque no te quería ver así, sin que le pusieras remedio. Y aunque te decía que te acostases pronto, que descansases, no lo hacías, quizás porque no sabías todo lo que yo estaba pensando. Sabes que no es mi estilo echar broncas ni enfadarme. Lo sufría en silencio, pero todo esto me iba alejando de ti.

Te veía tan cansado que me parecía que lo que tenías que hacer el fin de semana era dormir, descansar, no quedar conmigo. Por eso esperaba dos horas en Arévalo sin decirte cómo me haces esperar tanto, porque me apetecía verte y porque pensaba que para ti tenía que ser un "sacrificio" después de tu semanita, coger el coche y venirme a ver. Recuerdo un mensaje que te mandé el segundo día que nos vimos, en Astorga, donde te decía que por uno sólo de tus abrazos había merecido la pena el viaje. Y así siguió siendo. Por uno sólo de tus abrazos iba a verte.

Llegó un momento en que no podía más, yo también estaba cansada aunque no trabajase ni la décima parte que tú. Mi cabeza pensaba demasiado y no encontraba una solución. Y te lo tuve que decir. El otro día me decías que por qué había tardado tanto en decírtelo. Porque te quería, porque me sentí más querida que nunca, por todo el amor que me dabas, por cómo me cuidabas, por miedo, porque quería encontrar una solución, porque no quería hacerte daño, por... tantas cosas.

La primera vez que te dije de dejarlo me preguntaste que quien me había ayudado a tomar la decisión. La tomé yo solita, me llevó tiempo, aún ahora muy poca gente sabe que lo dejamos, ¿para qué?, ya se enterarán, ya se lo diré. Enseguida me dirían de salir y no tengo aún ganas. Antes se tiene que cerrar la herida.

Otra cosa que me dijiste es si había alguien más, nunca lo hubo pero tú, no sé por qué, pensabas que sí. Pues no. Ni habrá por el momento. Tengo la herida reciente. Aún echo de menos tus abrazos.

Sabes que siempre me diste muy buenos consejos, que si la bolsita de agua caliente, que si camisetas para tapar los riñones, ... Mi gran consejo, con el que me gustaría que te quedases, es que descanses más. Ahora eres joven y aguantas pero puede que llegue un día en que tu cuerpo diga hasta aquí. A ver si eres capaz de cumplirlo. Yo ya sabes que el de las cenitas no soy capaz, es sólo una sugerencia.

Espero que no te ofenda esta carta. No es mi intención. Por todo lo que te quise y te quiero te deseo todo lo mejor. No tengo nada malo qué decir de ti. Eres muy buena gente, educado, guapo, cariñoso, atento, amable, ... Enseguida encontrarás "repuesto" si no lo encontraste ya. Yo espero no tardar otros 35 años en que alguien me abrace.

Te quiero. Siempre estarás dentro de mi corazón. Y espero que por todo el cariño que nos tuvimos podamos seguir conservando una amistad.

Más messenger

Mi madrileño sigue entrando en el messenger muy a menudo. Y yo estoy como no conectada viendo sus idas y venidas. Ayer, a la 1:40 de la madrugada seguía conectado y... (una que es débil) no pude aguantarme sin hablarle:
  • Yo: Venga pa camita!! (Si van a ser las 2 de la mañana y a las 7 te levantas!!)
  • Mi madrileño: ¿Qué tal? Me voy ya.
  • Yo: Nada, voy a cerrar esto ya, que ya acabó Gran Hermano. (Sí, veo GH, desde siempre, me gusta, aunque mucha gente no lo entiende)
  • Mm: Ahh. Bueno, y qué tal?
  • Yo: Pues aquí andamos, tirando. ¿Y tú qué tal?
  • Mm: Aquí, también tirando. No me puedo quejar.
  • Yo: Bueno, no te entretengo. Otro día hablamos.
  • Mm: Como quieras. Chao, descansa.
  • Yo: Un beso. Ciao, ciao.
Hoy, a la 13:30 volvió a entrar en el messenger. Ayer, mi más antigua seguidora, Sara, me decía en un comentario que tal vez no busca a otra, que me busca a mí. Muchojose también me decía que no tenía por qué estar buscando a otra. Yo sigo pensando que sí. ¡Qué le voy a hacer! Me duele pero también sé que aunque me estuviera buscando a mí yo no le puedo corresponder. Estoy bien así. Volver sería alargar una situación que sólo me traía sufrimiento, angustia, ansiedad. De todos modos estoy pensando en escribirle algo para que sepa todo lo que pienso. Os lo haré saber.

jueves, 29 de octubre de 2009

Llamadas (inexistentes)

Desde el puente del Pilar en que lo dejamos mi madrileño y yo (¿nos dejamos?, ¿lo dejé?, ¿me dejó?, qué más da!) la primera semana lo llamaba todas las noches como de costumbre.


La última vez que hablé con él fue el sábado 17 de octubre. Esa vez me llamó él. A partir de ese día ni lo llamé ni me llamó. Sí hablamos otros dos días a través del messenger.

Yo siempre que estoy en el ordenador tengo el messenger "funcionando", pero como no conectada. Esto me permite por un lado saber quién entra y por otro hablar con quien yo quiera nada más. Mi madrileño lo sabe y antes, cuando estábamos juntos, si entraba siempre me hablaba, si no le hablaba yo.

Este lunes me habló:
  • Mi madrileño: Buenas, estás?
  • Yo: Hola, sí estoy. Qué tal?
  • Mm: Bien y tú?
  • Yo: Bueno, a veces bien y a veces mal.
  • Mm: Jo, ¿no te han llamado de las listas? (Serás..., estoy mal por nuestra ruptura, porque aún está reciente la herida y lo sabes. ¿Por qué quieres evitar el tema? Yo preferiría hablarlo aunque soy tan cobarde que no lo hago, puede que te esté pasando lo mismo)
  • Yo: No. (No puede ser, se está haciendo el sueco)
  • Mm: Y como van las listas? (Se reafirma, para él estoy mal porque no tengo trabajo, que también)
Conversación sobre su familia, sobre la mía, sobre el tiempo...
  • Yo: Bueno, voy a cerrar esto.
  • Mm: Venga, descansa, hablamos, vale. Besos. (Anda, hasta hoy no me di cuenta de eso de hablamos, mira, hice bien, guardar la conversación)
  • Yo: Y tú. Ciao ciao. Besos.
Esto fue el lunes y el resto de la semana Mm entró al messenger todas las noches. Ni le hablé ni me habló. Ayer entró a mediodía, cosa rarísima teniendo en cuenta lo apurado que anda siempre. Me dio la impresión de que está buscando "repuesto", una compañera de fin de semana. Antes entraba una vez a la semana, no más, y ahora tan a menudo...

Le deseo todo lo mejor, conmigo nunca se portó mal. Me duele que ande ya buscando a otra, si es que está. Yo aún tengo la herida sin cicatrizar. Aún echo de menos sus abrazos.

sábado, 24 de octubre de 2009

De libros y webs

Esta mañana estuve en un curso destinado a profesores. Nos recomendaron unos libros y unas webs que creo que pueden ser de interés. Se me ocurrió apuntar sus títulos en lo que tenía más a mano, el periódico, que tarde o temprano acabará en la basura. Y ahora también se me acaba de ocurrir que igual era una buena idea ponerlos en el blog. He aquí:

La ansiedad. Claves para vencerla de Antonio Cano Vindel, profesor de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid. De su curriculum de la UCM me quedo con: "Su investigación se ha centrado especialmente en la medida y expresión de la emoción, el estudio de las relaciones entre cognición y emoción, así como las relaciones entre emociones y salud."


Inteligencia emocional de Daniel Goleman. Goleman fue el que popularizó este término de inteligencia emocional y dice que se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación y gestionar las relaciones.


El arte de las relaciones personales de Miguel Silveira. El autor tiene su propia página web donde, por ejemplo, aparece un vídeo suyo dando una conferencia, además de un blog.





Y unas cuantas webs:
A ver si empiezo por leerme algún libro y echar una hojeada a las webs. ¿Habéis leído alguno?

jueves, 22 de octubre de 2009

Me cuesta tanto olvidarte

Muchas veces asocio situaciones de mi vida con canciones, fue lo que me pasó hoy. De repente me vi tarareando "Me cuesta tanto olvidarte". Aquí dejo un vídeo de esta canción versionada por Ana Torroja y David Bisbal.

video

Ayer hablé con él por el messenger, sólo quería preguntarle por su cita con el médico. Y así, sin ni siquiera oír su voz y en sólo dos minutos de conversación, tan atento como siempre, me entró una llorera que para qué. Si antes sólo veía sus defectos, ahora me acuerdo más de sus virtudes, de lo bien que me trataba, que me entendía, de cómo se preocupaba de mí.

Se puede entender por qué me vino a la mente esta canción, no?

sábado, 17 de octubre de 2009

No nos vemos

Después de escribir el post de ayer llamé a mi madrileño. Estaba viendo flamenquito en directo (otra de las cosas que no teníamos en común, a mí el flamenquito...) en algún local de la capital. Le pregunté si nos íbamos a ver este finde y se quedó sorprendido. Él daba por supuesto que no. Y así quedamos, en que no nos veíamos este finde. Pero... al cabo de media hora recibí un mensaje suyo:

  • Mi madrileño: Creo que es lo mejor para los dos, no?
  • Yo: Sí, puede que sí.
  • M: Puede?
  • Yo: Sí, quiero pensar que sí. Creo que sí.
Esta mañana me llamó. Me decía que si quería que quedábamos pero que no sabía para qué. En cierto modo creo que tiene razón así que se la di.

Me echó en cara que tardara tanto en decirle que quería dejarlo. Entendió que yo quería estar segura del paso a tomar.

viernes, 16 de octubre de 2009

Dejar de vernos

Mi madrileño vino por fin a las fiestas y después de tanto lío nos quedamos en casa de mi hermano. Una vez aquí estaba contenta por tenerlo a mi lado, tan atento como siempre, tan cariñoso como siempre. Y yo acompañada de cenita y copichuelas con mis amigos. Por una vez podía sentir lo que era estar con ellos en mi territorio y con él a mi lado. Tan contenta estaba que para mí pensaba que me iba a volver a enamorar.

Pero... mi madrileño una vez que estuvimos sólos me dijo que igual era mejor dejar de vernos y ahí empezaron mis lloros. Era algo que en muchos momentos deseé pero ahora las cosas cambiaban, era él el que me lo decía y no yo.
Cuánto lloré!!

Por la semana ya no recibí ninguna llamada suya. Yo lo seguí llamando todas las noches, como siempre, pero él está muy cortante. No hablamos nada de si nos vamos a ver este fin de semana, hoy es viernes, le comentaré algo. Puede que no nos veamos este finde. ¿Y los siguientes? Chi lo sa?

viernes, 9 de octubre de 2009

Piso por días

Y ya pasó otro fin de semana, esta vez tocó por Ávila y Madrid. Mi madrileño estaba de cumple, con lo cual no quería aguarle su día, pero me cuesta cada vez más ser cariñosa con él.

Y este finde toca Galicia, estamos de fiestas y aunque no me apetece demasiado viene mi madrileño. El problema surge a la hora de dormir, como hasta esta semana no compró los billetes y no tenía claro si iba a venir o no, cuando llamé para reservar hotel estaban todos ocupados.

Y se me vino a la mente una vez que mis hermanos se fueron un fin de semana a Madrid que alquilaron un piso por días (hay webs para alquiler por días en la capi). Buscando en internet no vi nada parecido para mi ciudad, pero... se me ocurrió la idea de mandar un mail a los pisos en alquiler para ver si alguien aceptaba mi propuesta. Me puse manos a la obra y les mandé un mail que decía:
Estuve buscando hotel y están todos llenos, por eso se me ocurrió si le podía interesar alquilarme el apartamento por unos días. En Madrid sé que se alquilan apartamentos por días, semanas, etc. Aquí no encontré nada parecido por internet pero pensé que a algún particular le podía interesar.
Decir también que somos personas adultas y responsables y que al piso no le va a pasar nada.
Precio a convenir.

Muchas gracias.


Pronto empecé a recibir respuestas:

Le agradezco su interés pero nuestra intención es alquilar por un largo plazo.
Saludos.


Hola:
Solo para decirte que ya lo tengo alquilado.
Gracias.

Muchas gracias por la propuesta de alquiler por días pero mi interés es si se posible a largo plazo no obstante repito el agradecimiento.



Y así me hallo, sin saber dónde vamos a dormir. En mi casa no me apetece porque está mi padre y para qué. En mi pueblito... si vamos a irnos de fiesta y beber unas copichuelas, después tengo que coger el coche... y por el día también puede ir mi padre. En casa de mi hermano que muy amablemente me ofreció no quiere ir mi madrileño, dice que para que vamos a ir a casa de mi hermano teniendo mi casa.

viernes, 2 de octubre de 2009

Me preguntaba mi madrileño ayer qué íbamos a hacer este fin de semana. No sabía muy bien qué decirle. Me dice que si me apetece ir hasta Madrid. Ante mi tardanza en responderle, me dice que no me apetece nada. Le digo que tiene razón, que en ese momento no pero que ya me vendrán las ganas. Se quedó hecho polvo. Hoy ya no me llamó por la mañana. Ni después de comer como hacía otras veces.

Qué triste!! Lo echaba de menos así que lo llamé. Triste también estaba él. Me dice que cómo quiere que esté. Le dije que sí quiero verlo pero... ahora es él el que no quiere. Trataré de convencerlo esta tarde-noche. Además el fin de semana que viene, el puente del Pilar, hay fiestas en mi ciudad, estuvo a punto de comprar el billete varias veces y le dije que no, que esperara. Me da la impresión de que tampoco querrá venir.

Serían dos fines de semana sin verlo. Y ya no es por eso, sino porque me siento mal por no apoyarle en estos momentos. La semana que viene es su cumpleaños y además está pendiente de operarse de cataratas (no sólo padecen de cataratas la gente mayor, sus cataratas son hereditarias). Él siempre me apoyó cuando estuve con mis problemas de psoriasis, cuando me iban a poner fundas en los dientes y estaba toda agobiada, .... Y aunque piense en dejarlo me siento mal por no estar a su lado hasta que por lo menos se opere.

Pero también pienso que puede ser un poco falso si en realidad quiero dejarlo. Qué lío!! Creo que pienso demasiado.

martes, 29 de septiembre de 2009

710 km

Teníamos pensado vernos en Ávila pero cuando quise comprar el billete ya no había así que esta vez tocó Medina del Campo.

710 km marcaba mi coche cuando lo dejé en el garaje de vuelta. 710 km para vernos 20 horas, ni un día completo, de las cuales pasamos 10 durmiendo. Cada vez me gustan menos estas locuras. Como le decía a una amiga, se me pasó la calentura.

De nuestra relación hablamos sólo por encima. Me preguntó si seguía pensando lo mismo y le dije que más o menos todo seguía igual. Su respuesta es que tengo que dejar de pensar tanto y tomarme una tila por las noches, que deje pasar tiempo porque las cosas a veces vienen rodadas.

No me convence. La tila la tomo (me haría falta una tila por hora) pero dejar de pensar.... es imposible.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Por fin

Por fin hablé con mi madrileño claramente, por fin le dije que lo mejor era que lo dejáramos. Cuánto me costó!!

Quedamos en Ávila. Me fui en bus, llegué a las 6 de la tarde y allí estuve, esperándolo dos horas. Por el camino me di cuenta que no llevaba pijama así que lo llamé para que me trajera una camiseta suya vieja. Llega y dice que me trae una cosita, un regalo, una camisola y unas zapatillas. Me sentí fatal, si lo supiera no le hubiera dicho nada, con lo que le espera al pobre!

No podía disimularlo, estaba tensa, nerviosa, seria. Mi madrileño enseguida me preguntó que qué me pasaba, me lo puso muy fácil y poco a poco y entre lágrimas fui diciéndole todo lo que pensaba: estamos muy lejos, yo no me quiero ir a Madrid, entiendo que él no se venga para Galicia y creo que es mejor que lo dejemos. Se quedó callado, dolido y me pidió que en un rato no lo molestara. Tumbado en la cama, le pregunté si podía estar a su lado, me dijo que sí y así estuvimos un tiempo, los dos callados, juntos.

Mi madrileño se levanta y va a cerrar la puerta de la calle, me dice que no le apetece cenar, que si quiero que vaya yo pero él se acuesta. Yo me dispongo a hacer lo mismo, eso sí, no pongo su camisola. Me meto en cama y me dice que lo abrace.... se pone a llorar y a preguntarme que por qué.

Qué duro es ver a alguien llorar porque te quiere y saber que no puedes corresponderlo de la misma manera!! Por supuesto que lo abracé, mucho, todo lo que mis brazos daban. Lo que menos quería y quiero es verlo sufrir. Y me abrazó. Y lloramos juntos. Y me volvió a preguntar que por qué. Y le volví a dar mis razones. Y me pidió que me lo volviera a pensar, que me quería mucho, que qué iba hacer sin mí. Y le dije que me lo pensaría. Sus lágrimas, su declaración de amor, sus abrazos, me hicieron dudar (yo tampoco sé qué va a ser de mí sin él). Y dormimos abrazados y dándonos quizás más cariño que nunca. Ahh, y yo con mi camisola nueva.

martes, 15 de septiembre de 2009

Sobrepasada

Madre mía! No sé por donde empezar!! Tengo muchas cosas que contar y ninguna que me produzca alegría.

1. Mi madrileño quiere comprarse billete para venir a Galicia el puente de octubre. Y yo pensando en dejarlo!! Así que me armé de valor y le dije que no lo comprase. Se quedó muy sorprendido, mudo, yo llorando y ya no fui capaz de decirle la verdadera razón. (Por ahora aún no lo compró, a ver si aguanta sin comprarlo hasta que nos veamos para explicarle por fin lo que pienso)

2. Hoy me quedé en el paro. Desde febrero del 2008 estaba dando clase en un cole privado pero por falta de alumnos prescinden de mí. (Mi esperanza está ahora en Castilla y León, el curso pasado me llamaron pero renuncié por tener otro contrato laboral. Este año tocará irse lejos de casita)

3. Aunque no volví a comentar nada sobre mis sesiones de Reiki, sigo yendo cuando me encuentro especialmente nerviosa. Y hoy era uno de esos días y como el primero que fui noté mucho frío en las manos. (A la salida AL me dijo que volvía a estar en un estado importante de nerviosismo, que pensaba demasiado, que tenía demasiadas preocupaciones).

4. Para rematar el día, a eso de las 10 de la noche, como todos los días llegó mi hermano, yo creía que a cenar, pero no, se compró un piso con su novia y hoy, así, sin hablar antes del tema, dice que viene a por las zapatillas, que ya duerme en su nuevo piso. Qué llorera me entró tontamente!!

viernes, 11 de septiembre de 2009

Lo siento mi amor

No sé por donde empezar, quizás porque no hay nada que contar o porque si hubo algo que contar fue hace ya unos días. ¿Pero cómo que no hay nada que contar? Vete de mi lado, pereza!!!

El finde estuvimos por Noia, una villa marinera cercana a Santiago. El hotelito estaba muy bien, con vistas a la ría; el tiempo era agradable, incluso fuimos a la playa (a ratos sola porque a mi madrileño le gusta más el chiringuito que la arena) pero.... yo no soy la misma. Como muestra lo siguiente:

Mi madrileño es mucho de cantarme cositas con doble sentido y este finde tocó el estribillo de la canción No puedo creer que es verdad (aquí versión de Alba Molina), que dice:
Te quiero mucho,
y bien compréndelo de te quiero mucho,
con toda intensidad te necesito,
te digo la verdad..
Te quiero mucho
y pido sin cesar que no me dejes,
hoy que ya te encontre pues quiero amarte siempre,
Y quiero amaarte..



Pues bien, mientras tanto, yo pensaba para mis adentros en la canción de la gran Rocío Jurado, Lo siento mi amor. Y ahora buscando la letra, me apasiona el estribillo, lo dejo aquí.

Hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo,
que mi cuerpo no tiembla de ganas a verte encendido,
y tu cara, y tu pecho y tus manos parecen escarcha
y tus besos, que ayer me excitaban, no me dicen nada
Y es que existe otro amor que lo tengo callado, callado
escondido y vibrando en mi alma, queriendo gritarlo
Ya no puedo ocultarlo, no puedo callarlo, no puedo,
y prefiero decirlo y gritarlo a seguirte fingiendo
Lo siento mi amor, lo siento,
lo siento mi amor, lo siento

Pero aquí en la canción de Rocío Jurado existe otro amor, ¿será que yo tengo otro amor? La respuesta en próximas entradas.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Se complica

Se complica el hablar con mi madrileño. El lunes por la mañana no trabaja así que se pilló un avión para el sábado por la tarde y se va el lunes.

Esto que tendría que suponer una alegría para mí, es en realidad un motivo de agobio. No me parece oportuno hablar del tema ahora que hace el esfuerzo de venir aquí.

lunes, 31 de agosto de 2009

Decidida: quiero dejarlo

Decidida, desde hace una semana estoy decidida a dejar a mi madrileño. Después cuatro meses viéndonos todos los fines de semana, estoy cansada de tanto viajar, la mayoría de las veces voy yo a Madrid con lo cual son 12 horas de viaje para vernos 24. Esto no es vida, esto no es relación.

Este fin de semana volvimos a Ávila y otra vez lo mismo. Una hora y media esperándolo y la mañana del domingo durmiendo hasta las 3. Yo no le digo que me molesta, en parte porque se echa la bronca a sí mismo (soy un desastre, te hago venir para después estar durmiendo) y porque no me gusta echarla, soy de ver, oír y reflexionar después sobre lo que ha pasado.

Es lo mismo que me sucede con sus horas de descanso. Una persona que como él trabaja de 7 de la mañana a 10 de la noche, bajo mi punto de vista tiene que acostarse a las 12, 12 y media como muy tarde. Pues bien, mi madrileño es muy normal que a la 1 esté aún pensando en darse una ducha cuando no está tomando algo con los amiguetes hasta las 3 de la mañana (recordemos que se levanta a las 7!!!!) Así es que cada día que hablo con él y me dice que aún no se acostó, es como algo que me separa. Al principio sufría porque dormía poco y ahora (supongo que para evitar ese sufrimiento) cuando me cuenta lo poco que descansa es como una separación, algo que me aleja de su lado.

No sé cuándo ni cómo le voy a decir que quiero dejarlo (se admiten ideas). Este finde me fue imposible. Me lo pone difícil. ¿Cómo dejar a alguien que te dice que cada día le gustas más (¿o me lo dice porque se huele algo??), mi niña guapa, mi niña bonita, mi amorcito?

lunes, 24 de agosto de 2009

Fin de semana amargo

Este fin de semana fue el peor de todos los que pasé con mi madrileño. Después de 6 horas de autobús aún tuve que esperar una hora y media a que llegara. Ya no me asusto, es lo normal en él, tiene que recoger su tiendita (no se lo digo pero me jode, con perdón).

Llega cansadísimo. Normal, durante la semana se fue a tomar dos días unas cervecitas con los coleguitas, se acostaba a las 3 de la mañana y a las 7 tiene que estar en pie. Y además tanto calor... así que a las 7 de la tarde nos vamos a una cafetería y se toma un whisky. Yo alucino un poco, un poco solo, de que alguien se tome un whisky a las 7 de la tarde teniendo que coger el coche para que se le pase el cansancio.

Nos vamos para Ávila, a nuestro nidito de amor que ya estamos cansados de hoteles. Llegamos a las 8 y media, damos rienda suelta a nuestro amor y mi madrileño a dormir hasta que lo desperté a las 10 y media. Si queríamos cenar era hora. Cenita en un sitio muy chulo con vistas a la muralla, una copita y para casa. Y al llegar quiere otra vez dar rienda suelta a nuestro amor, a mí no me apetece y él pues... no se le levanta el ánimo como para eso.

Sobre las 10 nos despertamos, como ya nos conocemos, por sus ademanes veo que quiere dar rienda suelta a nuestro amor pero es que a mí.... no me apetece tampoco!!! (Quien me lo iba a decir!!)

A las 12 vuelta lo mismo, pero a mí sigue sin apetecerme!!! Se da media vuelta algo cabreado y sigue durmiendo. A la 1 me llaman de casa, mi hermana que quiere comentarme la situación, que si mi padre está no sé en donde, que si ella no va a comer, que si está mi hermano solo,.... Y ya no aguanto más, las lágrimas salen aunque yo no quiera... Salgo de cama, me voy a la salita, lloro un poco, me leo dos o tres revistas,... y mi madrileño sigue durmiendo.

A las 3 se despierta sobresaltado pq no estoy en cama. Voy a su lado, me dice que qué me pasa, no aguanto más, me pongo a llorar como una magdalena.... Le digo que estoy agobiada, que este año me van a llamar para trabajar en Castilla y León, que me voy a querer ir todos los fines de semana a mi casa y que cuándo lo veo a él. Me abraza todo cariñoso, que no me preocupe, que no me adelante a los acontecimientos, que cuando eso pase ya buscaremos una solución. No me convence su planteamiento pero bueno... me quedo sin palabras. Se pone cariñosón, quiere dar rienda suelta al amor, a mí no me apetece pero accedo, me dice que cada día le gusto más, finjo que llego pero no, quiero que acabe. Me da igual no llegar, mi cabeza está en otras cosas.

Son las 4 de la tarde, tenemos que comer, ¿dónde a esas horas? Telepizza. Hace mucho calor en Ávila. Parece que aún tiene sueño. A mí me duelen los ojos de tanto llorar. También me apetece dormir, estoy cansada.

Antes de la siesta mi madrileño quiere dar rienda suelta al amor, a mí no me apetece, a ver si cuando despierte. Son las 8 de la tarde, suena el despertador. Me asusta a mí misma tanta desgana por mi parte así que me digo, venga, inténtalo, pasátelo bien y nos ponemos a ello. Tanto cansancio de mi madrileño hace que enseguida le falle el ánimo, sé que no voy a llegar, no noto casi que tengo algo dentro así que... unas caritas raras y alá... que acabe él.

A las 9 vamos hacia Madrid, ya se acabó el fin de semana. Me tengo que volver a mi tierra. Encantada.

viernes, 21 de agosto de 2009

Deseos opuestos

Sólo veo dos salidas a la relación con mi madrileño: irme para Madrid o dejarlo. Y no quiero hacer ninguna de las dos cosas.

Ahora mismo, después de estar hablando con una amiga contándole mis penas tengo muy claro que más temprano que tarde se acabará mi historia. Y mañana me voy a verlo!! Nada más verlo no pensaré lo mismo.

Qué confusión tengo encima!!!

miércoles, 29 de julio de 2009

Me asaltan dudas

Hoy escuché esta canción de Melendi, "Un violinista en tu tejado" y me quedé con lo de "me asaltan dudas de si te quiero"....

Y si me asaltan dudas es porque las cosas van cambiando, no tengo esas ansias de vernos y me agobia pensar en irme a vivir a Madrid. Además, esto de quedar en Castilla en verano para pasar el finde es.... qué calor!! Acostumbrada a dormir con manta en mi Galicia.... qué bien vivimos aquí!!!

viernes, 24 de julio de 2009

Humor de perros

Hoy no es mi día. Me levanté con un humor de perros. Y todo por mi madrileño. Cada vez me cansa más esta situación. Ayer a la noche hablamos y claro, cansadísimo. Aparte de tener dos trabajos se lía de una manera que no descansa nada, cada día duerme menos. Y yo de vacaciones sin poder tener unas vacaciones compartidas, unos días para estar juntos.

Mañana nos veremos, no sé en donde. Aquí en Galicia es un día grande, es nuestro patrón, hay fiesta en mi pueblito, así que quiero comer con los de casa. Me iré después de comer a su encuentro.

Ya no sé si es que soy negativa o qué me pasa, sólo sé que me apetece que pasen pronto los días hasta que venga alguno en el que vea las cosas claras. Ni el Reiki me hace efecto ya. Fui ayer, parecía que me encontraba mejor pero hoy se pasó el efecto. Y visto que el Reiki ni fu ni fa, me voy la semana que viene a mi psicóloga.

jueves, 23 de julio de 2009

Ávila

Este finde estuve con mi madrileño por Ávila. Me fui el sábado por la mañana en bus y volví la noche del domingo al lunes también en bus. 12 horas de bus para vernos 24 horas. (Me resulta frustrante tanto viaje para tan poco tiempo!!!! Ais!)

Escogimos Ávila porque mi madrileño descubrió una fuente con aguas medicinales buena para mi psoriasis y también porque podíamos disponer de una casita (que ya estamos hartos de hoteles) y hacer nuestra vida sin estar pendientes de horarios.

Mi madrileño, como ya os conté, trabaja en dos sitios, mañana y tarde. Como es lógico estaba muy cansado y con mucho sueño. Yo, además de estar de vacaciones, duermo en los buses con una facilidad pasmosa. Así que teníamos los ritmos cambiados.

El domingo desperté prontito y me agobiaba pensar en seguir durmiendo. Me levanté y me fui a dar una vuelta por Ávila. Bonita ciudad. Más bonito sería disfrutarla acompañada.

jueves, 16 de julio de 2009

70 razones

Navegando, me he encontrado con un listado de razones para dejar una relación. ¿Con cuál os sentís más identificados? Sin saber de este listado a mi madrileño le digo muchas veces la "razón" 52.

0. Tenemos que hablar (preferentemente por SMS).
1. Tengo la sensación de que nos estamos alejando.
2. Hoy creo que nos tendríamos que haber conocido de aquí a dos años.
3. Realmente me gustas mucho, pero estoy confundida.
4. Tú nunca tomas la iniciativa, siempre tengo que ser yo.
5. Será mejor que nos demos unos meses para respirar.
6. Eres maravilloso, sensible, simpático, gracioso, tienes conversación... pero necesito algo más en mi vida.
7. Gracias a Dios la culpa no es de nadie, las cosas duran lo que duran.
8. Una cosa está clara, no es culpa tuya, el problema soy yo.
9. Recuerda algo: ya te avisé de que soy un espíritu libre.
10. Ahora es diferente, ya no hay chispa entre nosotros.
11. Necesito a alguien más maduro a mi lado.
12. Necesito vivir nuevas experiencias y conocer a otras personas.
13. Hemos entrado en un circulo vicioso y necesito escapar.
14. Necesito un tiempo para reflexionar.
15. Nos hemos conocido en un periodo muy complicado de mi vida...
16. Creo que nuestra relación ha caído en la monotonía, ya no es como al principio.
17. He hablado con mis amigas y creemos que lo mejor es que lo dejemos un tiempo.
18. Es que no tenemos la misma escala de valores.
19. He notado que últimamente te has dejado un poco...
20. No he estado con ningún chico mejor que tú, pero no es lo que yo quiero.
21. Lo mejor es dejarlo para no hacerte daño.
22. No quiero cerrar ninguna puerta, quizás en el futuro...
23. Somos muy diferentes. Tú sólo piensas como un hombre.
24. El sexo no es lo más importante.
25. ... me lo acabas de quitar de la boca... yo pienso igual que tú.
26. ¿Tú crees en el destino? Yo sí.
27. Seguro que dentro de un mes me estaré tirando de los pelos, estoy segura, pero creo que lo mejor es dejarlo.
28. Sólo me buscas cuando te interesa tener sexo conmigo.
29. Creo que no estoy preparada para llevar una relación.
30. Siempre podremos seguir compartiendo las mismas cosas, si quieres, claro...
31. Tú necesitas a alguien que te quiera de verdad.
32. Hoy sé que me estoy equivocando, pero es algo que debo hacer.
33. Realmente pensaba que eras diferente pero ahora veo que eres como los demás.
34. Todo tiene un principio y un final.
35. Seguro que te irá mucho mejor sin mí..
36. Estoy cansada de dar sin recibir nada a cambio.
37. Ganaremos los dos. No me veo en el futuro contigo.
38. Un beso tuyo ya no es como al principio.
39. Respira tranquilo, esto me duele más a mí que a ti.
40. Ahora creo que es hora de que empiece a pensar un poco en mí.
41. No estoy preparada para algo serio.
42. Yo no soy tu mujer ideal ni tú mi hombre ideal...
43. Eres demasiado perfecto, no te encuentro ningún fallo, y eso me asusta.
44. Me he dado cuenta, después de 5 años, de que no estamos hechos el uno para el otro...
45. Yo necesito alguien que me entienda.
46. Las personas cambiamos...
47. Necesito un cambio de 180 grados en mi vida.
48. Estoy haciéndonos un favor tomando esta decisión.
49. Yo te quiero, pero de otra manera.
50. Es mejor que lo dejemos ahora, antes de que nos hagamos daño.
51. Las cosas están yendo demasiado deprisa...
52. Es que eres demasiado bueno conmigo.
53. No podemos seguir engañándonos de esta manera.
54. Sé que ahora te duele, pero en el futuro me lo agradecerás.
55. Es todo tan bonito que me asusta.
56. Lo nuestro está en punto muerto.
57. Mejor que lo dejemos ahora que aún estamos a tiempo. Dentro de un año sería peor.
58. Espero que seas feliz y encuentres una chica mejor que yo.
59. Yo no sé querer por dos personas.
60. No somos compatibles sexualmente.
61. Ya te dije que era un poco lagarta.
62. Sabes que lo nuestro es imposible.
63. Ponte en mi piel y lo entenderás.
64. De verdad, te aseguro que no hay otro.
65. Creo que te conozco lo suficiente como para saber que no soy lo que buscas.
66. Necesito estar sola ... para pensar.
67. Somos dos polos opuestos, lo nuestro no nos lleva a ninguna parte.
68. Creo que es hora de que nuestros caminos se separen.
69. No te preocupes, siempre podremos seguir siendo amigos.

viernes, 3 de julio de 2009

En Zamora escuchando flamenco

El finde pasado estábamos de fiesta en mi pueblo. Mi madrileño en principio dijo que venía. Era una paliza para él. Como trabaja los sábados hasta las 3, cogería un bus que llega aquí a las 12 de la noche y al día siguiente, domingo, a las 5 tiene que estar de vuelta otra vez. Poco tiempo conmigo para mucha paliza de viaje.

Mi madrileño trabaja en un negocio familiar que por ser familiar ata más que otra cosa: el último en irse, muy pocas vacaciones, etc... Le gusta su tiendita y además está en una lista de trabajo de un organismo oficial que sólo hay en Madrid y del que no voy a poner el nombre. De esta lista lo llaman de vez en cuando para hacer substituciones. Y lo llamaron el viernes para empezar el lunes.

Total, que no hubo fiesta gallega y acabé en Zamora escuchando flamenco, una de sus pasiones. Además como el lunes empezaba a trabajar en dos sitios, quiso irse pronto para adelantar trabajo en su tienda el domingo. Quiero verlo más pero parece que siempre hay algo que lo impide.

Este finde nos vemos. El sábado a última hora de la tarde. Poco tiempo como siempre. Ni un día completo. A ver si llegan tiempos mejores.

martes, 23 de junio de 2009

Sigo como un dálmata

Mi psoriasis sigue lentamente su curso. Ahora por lo menos no tengo en la cara aunque después tengo ronchas para dar y tomar, por todo, todo el cuerpo. De cabeza (incluidas orejas) a pies.

Es increíble lo que puede limitar una enfermedad que afecte a tu imagen. La semana pasada estuve todas las tardes metida en casa, tenía que quedar con alguna amiga pero para que te estén mirando (no las amigas sino la gente que encuentras a tu paso) preferí quedarme tranquilita. En el cole... pues bueno, los demás profes ya están al corriente y a los niños se lo dije desde el principio, me preguntan cosas sobre la psoriasis y todos los días comentan algo: "Te salió una ronchita encima del ojo, hoy estás mejor, el cuello es lo que más se te ve, ...."

Y mi madrileño... es un poco aprensivo el hombre, primero preguntaba si era contagioso, después que cada vez que nos vemos le entran a él también picores y lo último fue este finde, nos vimos en Astorga, hacía bastante calor, se pegó una paliza de viaje, puede ser, pero estábamos los dos desnuditos en cama y me salta que le da la impresión de que me supuran las ronchitas..... Me sentó.... mal, mal, me enfadé y todo. Ya noté yo otros findes que tenía las ronchas peor que le daba cosa abrazarme sin ropa, pero y yo qué? Para mí también es duro para un día que podemos vernos tener el cuerpo como lo tengo, yo también estoy harta de verme así.

jueves, 11 de junio de 2009

La tía abuela de Fernando Alonso

Este finde estuve con mi madrileño por Astorga, la ciudad que vio nacer nuestro amor. Y desde que nació nunca volvimos a quedar allí. A mí me queda a tiro de piedra pero como mi madrileño está más atareado que yo siempre me movía yo más.

Nos alojamos en un hotel junto al ayuntamiento, un poco carillo para ser un tres estrellas, pero leyendo en el libro de visitas ya nos dimos cuenta, era un hotel con pedigrí, "Un saludo de la tía abuela de Fernando Alonso", si es que.... porque no le ponen una cámara delante a la señora, que sino nos cuenta como era Fernandito cuando era un bebé.

Mi madrileño como siempre encantador, es para comérselo a besos, diciéndome a todo momento lo guapa y bonita que soy, y eso que con mi psoriasis guttata parezco un dálmata, ahora cada vez más en la cara, qué suplicio!

sábado, 6 de junio de 2009

Psoriasis guttata

La pereza es unos de mis defectos, lo reconozco, llevo más de una semana diciendo de hoy no pasa y hoy, ya cabreada, a la una de la mañana me decido.

Estos días, sin que sirva de excusa, estuve liada, que si médico de cabecera, que si dermatólogo, me salieron unas ronchas primero en la cara y después en todo el cuerpo. La médico de cabecera creyó que sería una alergia, me pinchó corticoides, se me pasó pero brotó con más fuerza que antes. Ante eso, visita al dermatólogo y diagnóstico: psoriasis guttata o psoriasis en gotas. Este es el aspecto que presenta mi espalda.

Y ya llevo así casi tres semanas. Pensé que pasaría pronto pero leyendo en foros sobre el tema sé que no y que aunque pase puede brotar en otra ocasión.

Es una enfermedad genética aunque no se sabe de nadie de mi familia que la tuviera. Este tipo de psoriasis suele aparecer después de una amigdalitis, como fue mi caso. El estrés psicológico tampoco ayuda y yo de esto tengo un rato.

EDITADO: fotos de psoriasis en el cuello y en la espalda.

martes, 26 de mayo de 2009

Funciona

Os puedo asegurar que el Reiki funciona, pasé de un estado en el que no veía ninguna salida a mi relación con mi madrileño a pensar en diferentes posibilidades de que siga adelante.

Antes pensaba que no había otra salida que dejarlo porque ni él se quería mover ni yo quería irme de mi Galicia. Cuando mi madrileño me decía que me fuera con él yo me quedaba en silencio y no era capaz de mostrarle ninguna señal de cariño por un rato.

Ahora me lo dice y soy capaz de hablarle, de decirle lo que siento, mis temores, lloro pero soy capaz de compartirlo con él, de exponerle alternativas, de decirle que me encantaría vivir con él, cuidarlo, que me abrace todos los días,...

En fin, que estoy ilusionada de nuevo. Y puede que fuese el Reiki el que obró este cambio en mí.

viernes, 22 de mayo de 2009

Reiki

Hace ya 2 semanas que fui a ver a AL, como os conté me recomendó practicar Reiki. La semana pasada fui dos días y esta semana uno.

Tenía cierta curiosidad por saber como era una sesión de Reiki y lo que se sentía en ella. Pues ya lo sé. Te ponen en una camilla vestida, música suave, ojos cerrados y empiezan a pasarte las manos. Lo primero que sentí fue un dolor encima del ojo derecho, después me pusieron unas piedras en diferentes zonas del cuerpo con las que se me pasó el dolor y empecé a sentir frío en las manos y bastante tranquilidad, tanta que me quedé un poco dormida. La segunda sesión fue más o menos lo mismo. Con estas dos sesiones sí que es verdad que me quedé bastante tranquila y vi todo menos negro. Esta semana ya no noté tanta paz como desearía, vuelven mis fantasmas.

Por lo que estuve leyendo en internet sobre Reiki, uno de sus "entendidos" Misako Usui, enunció cinco principios. Hoy me quedo con uno de ellos, el primero: "Sólo por hoy no te preocupes".

¿Cuánta energía perdemos en analizar el pasado o torturarnos con lo que puede pasar en el futuro? Esto es uno de mis principales quebraderos de cabeza ahora mismo.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Mal de amores

Me gustó un artículo de Rosa Montero en El País: Amores locos.

Sobre todo la frase final: el mal de amores es como marearse en un barco: todos se ríen de ti, pero tú te sientes morir.

jueves, 7 de mayo de 2009

Videollamada

Tanto mi madrileño como yo hace poco que compramos portátil nuevo, así es que ahora empezamos a usar la videollamada, no por el hecho de hablar por teléfono, que lo hacemos a menudo, si no porque así nos podemos ver. Más él a mí que yo a él, yo estoy más pendiente de mi cara que de la suya, uso la cam como espejo, que si las arruguitas que se me notan, que si el pelo. Sin embargo mi madrileño le está cogiendo gustillo y ya van dos o tres veces que como quien no quiere la cosa dice que le haga un striptease, yo o no le hago caso o respondo como si estuviera de broma, no me hace mucha gracia la idea. Este finde hablaremos sobre ello.

miércoles, 6 de mayo de 2009

El adivino

Miércoles, 6 de mayo, 17:00, cita con el adivino, llamémosle AL.

Primera tirada (general): entre otras cartas, un as de bastos y un as de oros, según AL estoy a punto de caer en una depresión, estoy en un estado de ansiedad elevado en el que sólo veo cosas negativas (de ahí el as de bastos) que pueden hacer que no consiga el éxito (as de oros). Debo hacer algo para salir de este estado sino tendría que acabar yendo a un psiquiatra. (Empiezo a llorar y ya no paro en toda la hora)

Segunda tirada (trabajo): entre otras cartas, un as de bastos y un as de oros, lo mismo, las cosas me pueden salir bien pero yo estoy todo el tiempo pensando en lo malo. Parece ser que me van a salir dos trabajos, uno relacionado con lo que yo estudié y otro no y voy a tener que elegir.

Tercera tirada (amor): entre otras cartas, un as de bastos y un as de oros, AL alucina, dice que es para filmarlo, tanto as de bastos y oros. Voy a ser feliz en el amor pero lo veo todo negro, además me dice que me preocupa si voy a ser madre y que esté tranquila, que sí. Aparece otro hombre que no sabe si es alguien que me va a hacer dudar de mi relación o si voy a acabar con él. Mi madrileño me quiere, también sufre por la situación, tiene mejor trabajo allá y por eso no se quiere venir. Muy pronto vamos a tener una conversación seria en la que pondremos las cartas sobre la mesa.

CAJA: 55 euros.

Hablamos un poco de la situación, él en Madrid y yo aquí, AL me dice que en esa conversación tengo que estar tranquila, que sea muy sincera, que no me guarde nada y que tampoco tome una decisión tajante, simplemente que exponga todo lo que siento. Ya sin cartas me dice que él probaría a irse a Madrid, pero que eso ya es algo personal, una decisión que tengo que tomar yo. (Aquí le falló la adivinación, yo quiero saber si me voy o no)

En cuanto a mi ansiedad, AL me dice que tengo que hacer algo si no quiero acabar en el psiquiatra, ya sea yoga o natación o footing o ... Reiki, AL practica, cura, hace (no sé qué palabra usar) Reiki, según AL eso me "curaría" como que se llama AL, parece ser que es santo remedio, así que le dije que me diese cita ya. Yo no quiero estar así con esta angustia, el martes que viene toca primera sesión de Reiki, a 20 eurillos sesión.

lunes, 4 de mayo de 2009

Me lee alguien!!

Qué bien se siente uno cuando alguien le escucha! Creo que esto todos lo pensamos alguna vez y así me sentí cuando después de casi un año con el blog abandonado alguien escribió un comentario. Y ese alguien eres tú, Sara. Qué alegría volver a encontrarte!

Y mi historia con el madrileño sigue, este puente estuvo por Galicia, conoció a mi familia y mi entorno, estuvimos por mi pueblito al que quiero tanto, ... pero llegó el domingo y vuelta cada uno por su lado. Después de tres noches juntos ayer le eché mucho de menos, ese dormir acurrucados, abrazadados, ...

Mi padre lo recibió un poco serio, demasiado serio. Mis hermanos bien, ya lo conocían. Mis tíos y primos animándome a que me fuera a Madrid y qué más quería él, encantado con la idea. Yo no puedo más que llorar cada vez que oigo de irme. Nunca estuvo en mis planes moverme de Galicia, me tira mucho esto, me tira mi familia, mi padre, mis hermanos, yo soy un poco el nexo de unión entre todos y ahora con 36 años, es un cambio muy grande.

Por cierto, este miércoles voy a ir a un adivino a ver que me dice de mi futuro, como me dice una amiga parece mentira que con mi nivel cultural vaya a estas cosas pero...

jueves, 16 de abril de 2009

Sigo aquí

Y vinieron muchos viajes, que si Benavente, que si Tordesillas, que si Medina del Campo, que si Arévalo, que si Madrid, que ya me conozco la A-6 de memoria, vamos.

Y ahí sigo con mi madrileño, la relación fue a más, los problemas de ánimo se solucionaron salvo casos puntuales y ahora lo que más me preocupa es qué será de nuestra historia. Yo no me quiero mover de Galicia y él no se quiere mover de Madrid así que.... ¿qué pasará?