viernes, 13 de noviembre de 2009

Y sino, aliada

Como dije en mi entrada de ayer, mi madre era profe y también fue mi profe. Hasta 5º de EGB era maestra en una escuela unitaria, que para quien no lo sepa, era una escuela donde estábamos todos los niños en una misma clase (desde parvulitos hasta 8º) y con una misma maestra que nos daba todas las asignaturas.

La escuela se cerró y mi madre y todos los niños nos fuimos a un grupo escolar donde ya estábamos repartidos por cursos y teníamos más de un profe.

Lo de que tu madre sea tu profe era un poco rollo, no sabía cómo tratarla (hace 25 años tratábamos a los profes de usted), no sabía cómo llamarla (profe, mamá, doña M, porque sí, los niños llamábamos a los profes don y doña).

Así que cuando nos fuimos para el nuevo cole estaba contenta, iba a tener otra profe, doña Isabel. Era una gran profe, sacó de mí muchas cosas buenas, escribía cuentos y poesías con los que gané algún premio, peleó para que dibujase,... Doña Isabel era "aliada", así era como mi madre definía su situación; era monja aunque no estuviese en un convento ni vistiese hábito.

Hoy me la encontré por la calle. Desde hace unos años cada vez que me la encuentro me hace proposiciones para que vaya a sus reuniones, para que forme parte de grupos católicos,... Y eso a pesar de que ya en otra ocasión me preguntó si estaba en mi mente formar una familia o si sentía que Dios me llamaba. Evidentemente le dije que quería formar una familia pero sigue sondeándome cada vez que me ve. O sola o con mi hermana. ¿Qué puede pensar ella? Nunca me vio con mi madrileño, si ella supiera... Menuda aliada sería yo.

3 comentarios:

Maitasun dijo...

Bueno, la verdad es que a la mujer le debe intrigar tu vida, si hay un madrileño, (o había) o si hay alguien...
Pero dila eso, que de momento, hasta que no sientas la llamada divina, no hay nada que hacer :)

Besotes

Pd. Siempre me he preguntado como sería eso de sentir la llamada divina... jejejjjeeje

Anna dijo...

Vaya, intentan reclutarte, eh? Pues nada, sino te interesa díselo claramente... y que en caso de sentir la necesidad ya sabes qeu puedes acudir a ella. Tampoco es cuestión de herir los sentimientos de nadie!

No conocía lo de las escuelas unitarias... Y cómo se organizaba la clase?? Todos dabáis lo mismo, pero a diferentes niveles?

Besos!!

laquesigueaqui dijo...

Con lo que a mí me gusta un hombre... de llamada divina, na de na.

Maitasun, yo me hago la misma pregunta, cómo se siente la llamada divina. Una vez me preguntó si sentía la llamada de Dios o de formar una familia y le dije que formar una familia, no se debe de acordar.

Anna, aquí en Galicia, en los pueblos, siempre hubo las escuelas unitarias, de una unidad, una sola clase. Hoy en día sería casi imposible, entonces éramos unos santos que obedecíamos a todo. Recuerdo, por ejemplo, que de mi curso éramos 4 niños y hacíamos los 4 lo mismo. Y había 9 cursos (8 de EGB y parvulitos). Cada curso hacía una cosa correspondiente a su curso. Lo que no sé es como no se volvían loc@s l@s profes.