viernes, 21 de agosto de 2009

Deseos opuestos

Sólo veo dos salidas a la relación con mi madrileño: irme para Madrid o dejarlo. Y no quiero hacer ninguna de las dos cosas.

Ahora mismo, después de estar hablando con una amiga contándole mis penas tengo muy claro que más temprano que tarde se acabará mi historia. Y mañana me voy a verlo!! Nada más verlo no pensaré lo mismo.

Qué confusión tengo encima!!!

1 comentario:

luz de estrella dijo...

Es un gran dilema.
Y solo quienes están en esa situación saben lo mal que se pasa.
Estas vacaciones me he ido de viaje a la ciudad de mi familia y he conocido a una persona maravillosa. Ayer en la despedida las lágrimas impedian besarnos y hoy estoy muy triste por lo mismo que dices tu.
Mañana escribiré en el blog sobre esto, porque ahora no puedo...
Espero que tengas mucha suerte con ese amor diicil pero incondicional.
Un beso:)