miércoles, 25 de agosto de 2010

Recomponiéndome

Estaba ilusionada con esta escapada de cinco días con mi amiga. Necesitaba desconectar de mi pueblito y de mi familia, reencontrarme a mí misma. Y regreso con un sabor de boca agridulce, no fue posible tanta desconexión.

Lore fue mi compañera de habitación en Santiago durante tres años. De esto hace casi veinte años y desde entonces seguimos viéndonos regularmente. Le encanta Galicia, así que cualquier excusa es buena para pasar aquí unos días. Lore tiene novio desde hace tres años, un novio particular, con una relación también particular de la que destaco que siempre se están "picando", no discuten ni se enfadan pero se "pican", además de que a él no le gusta viajar y a ella le encanta. Ni qué decir tiene que Lore vino sola.

Lore siempre ve el lado positivo de las cosas, siempre está contenta, un problema grave no la asusta más de dos días. Algo que admiro. Con su visión positiva os diría que lo pasamos muy bien. Fuimos a una playa nudista las dos por primera vez (con seguridad para no parecer novatas), nos tomamos unos helados en Cangas que estaban de vicio, un arroz con bogavante en Baiona para chuparse los dedos, pulpo todos los días (es su plato favorito),... y acabamos en Camariñas visitando a otra amiga y degustando unas navajas que de tan buenas repetimos y hasta fotografiamos.


¿Y qué opino yo de las vacaciones? Que estuvieron muy bien, engordé un kilo en cinco días de lo bien que comimos y que Lore me desquició por momentos.

En primer lugar cree que estoy sorda o que tengo una coletilla y a cada rato digo "¿qué?" obligando a mi interlocutor a repetir lo que me estaba diciendo, cosa totalmente cierta de la que no me había dado cuenta ni nadie me había dicho nada. Después me rebatía todo lo que yo decía y me "picaba" del mismo modo que hace con su novio. Esto me afectaba y me ponía de mal humor. Se lo dije pero tiene tanta seguridad en sí misma que le daba la vuelta a la tortilla y me confundía aún más.

El arroz con bogavante estaba riquísimo y más aún si no fuese por una discusión sin sentido cuando sacamos el tema de "Granjero busca esposa", programa que me encanta porque nací en un pueblo lleno de granjeros y sé los problemas que tienen para encontrar una mujer, una novia, una esposa como dice el programa. Nuestras visiones eran diferentes y para salir "ganando" sacó un trapo sucio de mi casa que no me gustó lo más mínimo.

Las navajas de Camariñas estaban superiores y más aún si hablando de mi hermana no se refieriese a ella como una inútil, sí con todas las letras, porque estaba comentando que yo dejé caldo hecho para mi padre los días que estuve fuera y las camisas planchadas. Me dolió, mucho, porque una cosa es que yo me quejé de que mi hermana es una vagoneta y otra que la insulte delante mía.

Mi garganta después de cada "intercambio de pareceres" acababa dolorida de forzar la voz, de hacerle ver que había otra interpretación. Me absorbía la energía. Se lo dije tal cual y me dice que los que me absorben la energía son otros (refiriéndose a mi familia). Simplemente no podía con ella. Tenía salida para todo. La última palabra siempre era la suya. No la reconocía. ¿Qué quedaba de aquella mujer que alegraba el mundo a su paso? Me agotó. Llegó un momento que estaba deseando que saliese su bus y descansar. Que discuta con su novio.

Estoy de vuelta en mi pueblito. Mi familia me robará la energía pero no desgasto mi garganta. Experiencias como ésta me hacen valorar más lo que tengo. ¡Ay, qué a gusto me he quedado contándooslo! Iba pensando en recomponerme, en relajarme, en encontrarme a mí misma y llegué peor de lo que iba. Estoy en proceso de recomposición.


23 comentarios:

YoMisma dijo...

Un amigo es aquel que te dice la verdad aunque duela, el que ya pasó el punto de tener que complacerte, claro que es posible que sea un poco brusca, pero reconoce que te quiere, y si te quiere no creo que quiera hacerte daño solo por diversión.

Saludines,
YoMisma

Claudia Newman dijo...

Lamento que no hayas podido disfrutar de tu escapada como te merecías.

Lo que dice yo misma está muy bien, pero una cosa es no tener que complacer a un amigo y otra herirle en cada comentario, sacar trapos sucios para tener siempre razón...

Besos

Nuria dijo...

La gente cambia con el tiempo y tu amiga se ve que cambió; yo las relaciones basadas en el pique no las soporto, aunque no lleguen a la discusión, no soporto las discusiones de pareja, por motivos obvios.
Hay muchas formas de decir las cosas y tu amiga no fue delicada contigo, es normal que te quejes a veces de tu hermana, pero está claro que nadie tiene derecho a llamarla inútil, además a ti te gusta ocuparte de tu padre y aunque yo lo que tú haces no sería capaz de hacerlo, lo respeto profundamente, es más, envidio (de forma sana) esa familia que tienes.
Sigue disfrutando de tu pueblito.
Muchos besossss

Sí es lo que parece dijo...

Vaya pues siento que esos dias en lugar de servirte para descansar y divertirte te hayan estresado mas.

Creo que se pueden decir las cosas de muchas maneras y se pueden tener opiniones diferentes, pero no por ello hay que decirlo bruscamente llegando a herir al de enfrente. Si con su novio le funciona, perfecto, pero debe entender que no todos reaccionareis igual que el. Y que hay que tener tacto, yo tengo "una amiga" muy parecida a la tuya, si está de buenas genial, pero como le de el arrebato estoy deseando despedirme de ella, es muy brusca.

En fin descansa ahora lo que puedas con tu familia (me encantan las navajas)

Ellyllon dijo...

Peazo foto y peazo platos! jajajaja
Qué pinta tiene todo!!

Siento que no fuera lo que esperabas y que encima vengas más agotada de lo que te fuiste.

Está claro que de los tuyos hablarás, pero no escucharás.
Tù podrás decir lo que quieras de tu familia pero "ay" que venga a decírtelo otro, eh???? Siempre pasa, es normal.

Respecto a tu amiga, decirte que yo valoro mucho la sinceridad. De echo intento practicarla. Pero se ha de ser consciente que no todo se puede decir aunque lo digas con respeto. Hay cosas que son mejores callar.

Un besico y que te repongas pronto.
Elly

Regalp dijo...

mmmmmm, la amistad... que compleja es y a la vez, qué necesaria.

Estoy con Yomisma,yo creo que un amigo es aquel que te quiere, aquel que está a tu lado, aciertes o te equivoques y aquel que tiene las narices suficientes para decirte algo que te va a doler, pero que igualmente te lo dice. Te lo dice porque cree que es mejor para ti, porque es su visión de lo que tú le cuentas, no para hacerte daño.

Seguro que si tú no le hablas de ciertas cosas, no es ella la que saca el tema, sólo lo hizo para contestar a lo tú estabas contando.

El caso es que a mi me gusta mucho la sinceridad, valoro mucho la amistad y no quiero a alguien que simplemente me escuche, sin aportarme nada. Aunque a veces escuchar ciertas cosas, me haga daño. Seguro que alguien que te quiere, lo que desea es que estés bien y te vaya bien. Deseará lo mejor para ti.

Otra cosa son las formas, ahí sí que es necesario que cada uno sepa opinar, sin herir, simplemente dando su punto de vista. Tampoco a mi me gustan las relaciones basadas en piques, ya que eso desgasta mucho y a mi me pone de mal humor.

A veces nos perdemos discutiendo por pequeños detalles, pero también es cierto que alguien que ha estado en tu vida durante los últimos 20 años... por algo será.

Ánimo y recomponte pronto. Estoy convencido de que en breve esos malos rollos se irán olvidando y recordarás más las cosas buenas.

Bicos

Inés dijo...

Jolines que navajas más apetitosas!!

Las coletillas son coletillas por eso mismo, porque no nos damos cuenta que las decimos y nos las descubren los demás, de todas formas no te ralles.

Sinceramente yo me hubiese agobiado también con una interlocutora como esa!

Un besazo

Amal dijo...

La gente cambia, a mi también me ha pasado de buenas amistades que después pasado tiempo las ves y te quedas de piedra de como han cambiado, así son las cosas, tú no te desanimes guapa.

Un abrazo

Laura dijo...

Bueno, por lo menos has comido estupendamente. Creo que casi todos tenemos a nuestro alrededor alguna persona así, y a mi familia que no me la toquen, por supuesto.

Qué tal se presenta el nuevo curso?

Besos.

Leticia dijo...

La gente cambia. O ella, o tal vez la que haya cambiado seas tu y ahora la veas de otra manera...
Por cierto, me apunto a las navajas, ¡qué pinta!

tatiana dijo...

Hola que tal¡

Permiteme presentarme soy tania administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

Si estas de acuerdo no dudes en escribirme

Exitos con tu página.
ta.chang@hotmail.com
Un beso

DANYGIRL dijo...

Bufff... tengo una amiga a la que quiero mucho, pero a la que afortunadamente veo poco, y digo afortunadamente, por que es exactamente igual a la que tú mencionas.

thot dijo...

No me gustan las personas que se consideran a si mismas geniales porque dicen lo que piensan (o su verdad) y se creen sinceras cuando lo único que hacen ,no es plantear un dialogo, sino desarrollar una lucha de egos e intentar quedar por encima del otro con sus razonamientos. Para ellas lo importante es ganar batallas dialécticas y no dudarán en sacar trapos sucios si son necesarios. No, no puedo con la gente así. Se busca sinceridad en los amigos pero también apoyo, comprensión, educación, que te digan lo que piensan desde un punto que te invite a la reflexión no a la imposición de sus ideas.
Quédate con lo positivo, con esas comilonas y con los días de descanso. Cuida esa garganta. Un beso con mucho cariño.

pringaillo dijo...

Así que a la nudista y con seguridad! Y como es eso? Zas ropa fuera como si lo hubiera hecho toda la vida... Por lo menos vosotras no podéis tener accidentes y la primera vez podéis incluso fingir ser veteranas.

Alice dijo...

Creo que casi todos conocemos a alguien así, que se escudan en la bandera de la sinceridad para hacerte daño o desahogarse... Yo también creo que un amigo debe decirte la verdad cuando hace falta, pero no herir de manera gratuita.

Un beso y quédate sólo con la parte buena de estos días!

Josep dijo...

A tu amiga, como a la gente en general, de entrada hay que suponerle la buena intención.
Creo que deberías reflexionar un poco sobre por qué te duele que te digan lo que tu reconoces como cierto.

Willy dijo...

Bonito blog, sin duda. Me gusta, me ha gustado leer algunos posts...

Galicia la conozco más o menos bien. Estuve hace tres veranos veraneando por las Rías Baixas ( estuve en Nigrán, Baiona, Vigo, etc.)... y he hecho dos veces el Camino de Santiago... algo espectacular, sobre todo éste último ( el mes pasado)...

El año pasado hice el camino por primera vez con mi mejor amigo, mi amigo de toda la vida, pues llevábamos unos años q, por circunstancias de trabajo y demás... no nos veíamos apenas... y, la verdad, quedé muy descontento de la experiencia con él... fue como un palo... y tb estaba deseando irme... la verdad.

La gente cambia con el tiempo, y quién está contigo lo está... y quién no... no lo está... es una resolución lógica, pero tb real... como la vida misma. Lo importante es seguir el curso de la vida... sin más. Obviamente, es una faena dejar a gente q ha significado tanmto en tu camino pero... es q no sé... la vida son dos días... y si uno está llovviendo.. el otro q vas a estar discutiendo? NO... y eso es lo q hay...

Buen rincón para pararse un rato... me gusta. Te felicito. Un saludo!

Diario de nuestros pensamientos dijo...

q buena pinta tiene esa comida

Maitasun dijo...

Jo, pues vaya.... no pensaba yo que tus vacaciones iban a ser así, de verdad que lo siento guapa!!

Bueno, esto es una muestra de lo que cambian o cambiamos las personas. Creo que en la amistad es primordial la sinceridad... pero una cosa es ser sincero y otra cosa ir destruyendo en cada conversación los sentimientos de los demás.

Animate, guapa, espero que estés mejor! Y te hayas ya recompuesto del todo!

Besicos

Mo dijo...

Supongo que la gente cambia, y esos amigos de vez en cuando, y aún queriendote, te dan un revés. Yo he aprendido en esos casos, en esos días "malos" que tienen mis amigos, si sé que los tienen, los evito (a mis amigos) y si me pillan por sorpresa (sus días malos) no entro al trapo, vaya lo que se suele decir... seguirles la corriente, y oye, mano de santo.

Besos guapa

Willy dijo...

Buenas galleguiña... espero q todo esté yendo bien en estos incios de Septiembre,... te dejo un abrazo grande!

LOLA dijo...

Este año he pasado una semana de vacaciones en tu tierra. La foto me ha traido unos recuerdos... mmmmm.... tú engordaste un kilo pero yo DOSSSSSSS!!!! Hemos comido (y bebido) como cerdillos... pero que bueno todo!! Me ha encantado y estoy deseando volver. En cuanto a tu amiga, sé de lo que me hablas. Tenemos una pareja amiga que se pasa el día así, y cada vez nos juntamos menos con ellos porque al final terminamos discutiendo mi chico y yo, es como si nos lo contagiasen.
Supongo que tu amiga ha entrado en la dinámica del pique y la sinceridad gratuita y eso no es demasiado bueno; pero es tu amiga, aprende a quererla y no te molestes demasiado.
Un saludo

simplemente yo dijo...

Uf, lo siento niña. Entiendo esa sensación de que alguien te agote, pero bueno la vida os ha cambiado. Besos