martes, 7 de septiembre de 2010

De paso

Estoy otra vez en la civilización, en mi ciudad. De paso. Me vuelvo a mi pueblito esta noche o mañana a primera hora, así que aprovecho para actualizar.

Los días en mi pueblito transcurren lentamente pero me gusta esa tranquilidad. Mi padre y yo viviendo y mis hermanos de visita casi todas las tardes, si no es uno, es otro, es lo bueno que tiene ser familia numerosa. Y cómo no, sigo pensando. Mucho. Para mis hermanos y mi padre es ideal que esté allí. Llaman, avisan de si vienen a comer o no, van, vienen y tienen sus vidas hechas. Muy cómodo. Mientras tanto yo estoy estancada, con mi padre, al que adoro pero que depende de mí demasiado, haciéndole la vida agradable a todos sin hacer la mía propia. Por otro lado, ahora mismo no tengo trabajo y esta situación no me disgusta, sólo si la pienso. Me encanta que vengan, que alaben mi comida, estar juntos, me gusta estar en mi pueblito.

¿No será que soy una quejica y siempre tengo que estar preocupada por algo? Seguiré pensando sobre ello.

13 comentarios:

Claudia Newman dijo...

Bueno, es normal que siempre nos estemos cuestionando las cosas, ¿acaso cuando estás fuera no te pasa?

Disfruta del pueblo mientras puedas!!

besos

thot dijo...

Quejica no, eres una persona a la que le preocupan las cosas y pasa indiferente ante ellas. Disfruta del momento, de la familia y mímate mucho también.
Un abrazote.

Nuria dijo...

Está muy bien que te preocupes por hacer la vida de los demás agradable pero eso de que no haces tú vida propia no está tan bien; seguro que este año, al igual que el pasado, tienes trabajo la mayor parte del curso.
No eres quejica en absoluto, te planteas cosas normales, malo aquél que no se plantea nada...
Besos y te esperamos cuando decidas volver a la ciudad de visita o ya para quedarte.

Maitasun dijo...

Yo tampoco creo que seas una quejica. En ese sentido somos un tanto iguales, a veces nos preocupamos más por que los demás estén muy bien, y parece que nos preocupamos menos por nosotras mismas...

No desesperes, guapa, que estas etapas de "comeduras de cabeza" se pasan..... Así que todo el ánimo del mundo!!

Tenía muchas ganas de volver a saber de ti

Un besazo, guapa!

Maitasun dijo...

Yo tampoco creo que seas una quejica. En ese sentido somos un tanto iguales, a veces nos preocupamos más por que los demás estén muy bien, y parece que nos preocupamos menos por nosotras mismas...

No desesperes, guapa, que estas etapas de "comeduras de cabeza" se pasan..... Así que todo el ánimo del mundo!!

Tenía muchas ganas de volver a saber de ti

Un besazo, guapa!

Vanessa dijo...

Jejeje, quejica no mujer, cada uno tenemos nuestras cosillas. Lo importante es estar bien con lo que uno hace y sentirse contenta.Feliz Martes!! Besos

Seguiremos viéndonos!!

Alice dijo...

A mí tampoco me pareces quejica, creo que es muy valioso preocuparse por los demás, y que sabes valorar la vida en tu pueblo y a tu familia, aunque es lógico que siempre haya alguna "pega" (si no, no seríamos humanos)

Un beso y disfruta de esa tranquilidad que debe de dar tu pueblito!

Ana dijo...

De quejicas nada, aquí tienes todo el derecho que decir lo que te salga de los ovarios.
Y los que te seguimos, es por que te queremos, y nos gusta leerte.

Aunque creo que tu padre no debería ser tan depente tuyo (perdona la opinión personal), te faltará el aire y no vivirás tu vida.

Besitos guapa

danygirl dijo...

Yo no me considero quejica, pero eso sí, la cabeza me la como mucho.

Sí es lo que parece dijo...

Es muy normal dar vueltas a las cosas, pensar en lo que tenemos y no queremos o en lo que quisieramos. Es mas, me atrevería a decir que esto es muy típico de las mujeres, hacer reflexiones, intentar mejorar.

No te quejas por gusto, te entiendo perfectamente. Y por el trabajo no te preocupes que cuando menos lo esperes saldrá algo ;)

Besos

Leticia dijo...

No es malo que nos preocupemos por nosotros mismos de vez en cuando, nena.

Ellyllon dijo...

Si lo que pasa es que el pueblito te da tiempo para pensar.
En tí, en tu futuro, en tu padre, en tu familia.
Y es lógico que saques conclusiones, no son quejas.

Un besico
Elly

simplemente yo dijo...

No te preocupes, es normal que a veces te sientas cansada y te quejes por todo lo que llevas encima. Bessos