martes, 20 de julio de 2010

Alumnos

Este mes doy clase a trece alumnos durante dos horas. Son poquitos y a veces parece que estamos en una academia en lugar de un instituto. Proceden de cuatro institutos de la ciudad por lo que no se conocen entre sí, esto hace que sean más tímidos y callados y sólo hablan con sus conocidos, los de su instituto y poco. Resumiendo, son una maravilla, trabajamos mucho y es muy cómodo darles clase.

Entre ellos hay dos chicas que son de las que voy a hablar. Una de ellas es rumana. Está perfectamente integrada con otras tres chicas, habla y entiende perfectamente castellano y por sus rasgos podría pasar por española. El primer día de clase no tenía la lista de alumnos, les fui preguntando el nombre y al llegar a ella no la entendía, hablaba bajito y como con vergüenza. Poniendo un ejemplo (no es su nombre real), yo entendía Ana pero no era, después entendía Joana pero tampoco era hasta que su amiga me dijo que era Oana. Como los padres de hoy en día ponen unos nombres un tanto raros, seguí sin saber su origen. Al día siguiente ya con la lista, por los apellidos (tiene uno sólo acabado en -escu) deduje que era rumana.

El sistema de trabajo que sigo es explicar un ratito y después hacer muchos ejercicios. No todos van al mismo ritmo y cada uno hace los que le da tiempo. Hubo dos días en que no vino la amiga de Oana y ésta avanzaba mucho, me preguntaba y veía gran interés por su parte. Cuando vino otra vez su amiga, al perderse las explicaciones de días anteriores se perdía, hablaba mucho con Oana e iban las dos muy lentas así que les expliqué que lo mejor sería que trabajaran solas, sentadas en sitios diferentes para no molestarse. Es verdad que a mí me pagan lo mismo si atienden y trabajan o no pero me daba mucho coraje que Oana, a la que a lo mejor sus padres no pueden pagarle unas clases particulares en agosto no aprovechase estos días. Su amiga dice que en agosto va a ir y creo que por eso pasa un poco.

Al día siguiente se lo recordé al llegar y se sentaron separadas, fue el viernes. Ayer y hoy no vinieron. Espero que no sea por haberlas separado. Hice lo que creí más conveniente para sus intereses.

11 comentarios:

Leticia dijo...

Yo creo que has hecho muy bien. las clases son para aprovecharlas y no debes dejarte llevar por una amiga desganada.

Nuria dijo...

Pues claro que has hecho bien. Creo que si las cosas se dicen como lo has hecho tú, de forma educada, nadie tendría por qué ofenderse y menos en este tipo de clases en las que los alumnos no van a ser examinados por ti. Tú viste claramente que Oana no rendía igual con o sin compañía e hiceste lo que debías como profe responsable y teniendo en cuenta además que las situaciones de Oana y de su compañera son diferentes por eso que nos comentas de las clases particulares en agosto.
Un beso.

Ana dijo...

Hiciste lo correcto, no te preocupes.
Son pellas, ya verás como vuelven!

Besos

Maitasun dijo...

Yo también creo que hicieste bien, yo hubiera hecho lo mismo.
Seguro que vuelven, ya lo verás

Besotes

Amal dijo...

Yo haría lo mismo y por lo que veo, todas las opiniones son unánimes, así que tú tranquila que has actuado estupendamente.

Por cierto, me imagino que debe ser una tranquilidad dar clase a tan poquitos alumnos

Abrazos gallega

Claudia Newman dijo...

No creo que debas llevarte un mal rato por lo que hiciste, era lo correcto y si ellas no quieren aprovecharlo es su decisión.

Besos

Cantnoy dijo...

Pues claro, tienen razon, has hecho muy bien. En ese tipo de cosas se ve quien es un profesor competente y quien no.

Ya volveran, seguramente ese dia tenian algun plan especial juntas con los amigos o algo asi, a veces pasa, sobre todo cuando hay clases particulares, que en un dia concreto los alumnos desaparecen sin avisar porque se van al rio a bañarse @_@

ademas, si la chica es timida es señal de que se esforzara por quedar bien, y probablemente, a menos que esté controlada por su amiga, no dejaria de ir asi porque si =)

Anónimo dijo...

¿Qué tal las opos? ¿Sabes algo? Espero que bien!

laquesigueaqui dijo...

Hoy jueves, por fin, apareció Oana, sin la amiga, así que trabajamos mucho.

Ayer supe la nota de las opos, lo acabo de publicar ahora. Mal, suspenso.

Anónimo dijo...

Lo siento. Creo que en general han sido bajas, ¿no?, o eso tengo entendido: en algunas especialidades pocos más aprobados que plazas, muchas quejas por las notas... Espero que puedas trabajar, ir sumando puntos y las próximas son tuyas. Mucho ánimo y trata de disfrutar el verano y no machacarte pensando -qué fácil de decir, ¿no?, pero hay que intentarlo-. Un besote y mucha fuerza.

simplemente yo dijo...

Bueno es que tú eres profesora de vocación y por eso quieres que aprendan. Besos