martes, 30 de marzo de 2010

Evaluación

Después de los exámenes viene la evaluación. Ese momento en el que nos reunimos los profes de cada curso para hablar sobre los alumnos, ver cuántas asignaturas les han quedado, hablar sobre el grupo en general, etc.

Era un momento por el que sentía curiosidad. Quería saber si cambiaba mucho el proceso de un centro concertado como el que estuve los dos cursos anteriores a uno público. Y más o menos son lo mismo. Pensaba que la única diferencia sería que en este no se cotillearía de la vida privada de los alumnos. Me equivoqué. Hay cotilleo en ambos lados. Será porque es necesario.

Lo peor de la evaluación fueron las incidencias:
Incidencia nº 1: En el grupo problemático del que os hablé en su día, sólo aprobaron 3 de 20. Además había una cuarta persona con un 9 pero que, por las normas que hay en este instituto, por no haber entregado unos ejercicios que se le pidieron en su momento está suspensa. Cuando llegué a clase con estas notas se alborotaron enteros y cargaron tintas contra la otra profe. Aunque les dije que el examen y las notas las puse yo, siguieron en sus trece. En la evaluación quise hacerlo público. Respuesta de otra profe: "¡Tienes que ponerte firme ya!" Respuesta mía: "No es cuestión de ponerme firme o no, es cuestión de que entiendan el castellano, y sino lo quieren entender se lo diré en gallego a ver si así". Respuesta que le daría ahora: "¿Y tú que sabes si yo me pongo firme o no?"

Incidencia nº 2: Un grupo majísimo, 12 alumnos de 1º de Bachillerato. Sólo tres aprobados. En cuanto les doy el examen tres alumnas que sacaron alrededor de un 1 se van de clase. Les pongo un parte y hablo con el tutor. Ayer en la evaluación saco el tema otra vez y me dice: "A mí lo que me contaron no fue eso. Dicen que te reíste de ellos." Indignada respondo: "Nunca fue mi intención. Y me parece ser mal compañero decirlo aquí y creerlos a ellos por encima de todo." Esto es un resumen, la realidad es que casi hace que llore y con los nervios del momento se pusieron mis manchitas en el cuello. Varios compañeros me defendieron y hoy hablaron conmigo casi todos, que no me preocupara, que sentían que me hubiera hecho pasar un mal rato.

Mañana nos dan las vacaciones y se acaba mi baja. Me voy de Benavente. ¿Cuál será mi próximo destino? A saber.

3 comentarios:

Maitasun dijo...

Primeeerr!!!!!!!!!!!!!

Joo... es que eso si que es un problema!!!
Yo nunca he estado en una evaluación todavía... pero si que se que muchas veces hay muchas tensiones entre los profes!!!!!!

Creo que si que se pasaron un poquitín contigo, no??? Ya les vale... en fin....

Nada... ahora ya nos contarás cual será el próximo destino... y bueno... a ver si nos cuentas que tal con A estos días

Un besote

Leticia dijo...

No le des importancia. Los necios son ellos.

simplemente yo dijo...

Ay niña esas son las cosas malas de nuestro trabajo. Besos