sábado, 9 de enero de 2010

Y nevó


(Las dos primeras fotos son de "pías", recipientes donde bebían los animales hechos en granito. Ahora tienen agua de lluvia. Estaban congeladas y con algo de nieve por encima. La siguiente foto es de la entrada a mi casa.)

El jueves por la mañana aparecimos así, con poquita nieve que no hacía presagiar lo que nos esperaba. A mediodía arreció y a las 6 de la tarde ya era imposible salir con un coche normal. De hecho mis hermanos dejaron en el pueblo sus coches y nos vinimos en el todoterreno.

(A las 4 de la tarde un castaño que se ve desde mi habitación.)

Como os decía en mi entrada anterior, me cuesta irme al pueblo pero más me cuesta volver a la civilización. El jueves por la tarde-noche, además, se empezó a ir la luz a ratos y entonces nos planteamos si venirnos todos, porque la nevada es muy bonita y allí no íbamos a pasar frío y teníamos comida, pero sin luz y si nos llevaban el todoterreno mis hermanos... ¿qué hacíamos mi padre y yo en amor y compañía? Así que nos vinimos todos. Qué viajecito! A 40 por hora, con tracción a las cuatro ruedas y marchas cortas. Un trayecto que nos lleva media hora nos llevó una hora.

Lo pasé mal. Como soy así de tonta, después me sentía culpable por haberme ido con lo bonito que está todo aquello nevado y por dejar mi casita y mi pueblito que tanto quiero. Es por eso que no actualicé ayer, no me encontraba con ánimos.

Ayer no fuimos al pueblo y hoy me voy a un balneario a celebrar el 40 aniversario de la mujer de un amigo. Entre que me gustaría estar en el pueblo y que va a ser la primera vez que vaya a un hotel sin mi madrileño... no me apetece demasiado. Pero bueno, tengo que ir.

3 comentarios:

Maitasun dijo...

Guapa... ante todo ánimo!! No tienes que estar así. Aprovecha al máximo el día y no pienses en cosas negativas!!

Espero que al final lo pases bien.

Un besote

Pd. Por cierto, las fotos, preciosas!!

Leticia dijo...

A mi me encantaría que nevara por aquí alguna vez... pero esto es Sevilla, ¡qué le vamos a hacer!

simplemente yo dijo...

Que bonito, sí señora, precioso, que estaba tu pueblo (o al menos por lo que he visto en las fotos). Intenta pasarlo bien, ya veras como al final no es tan malo. Besos